UV trabaja en ordenamiento sustentable de sus áreas verdes

Redacción Hora Cero

La campaña de arborización que inició la Universidad Veracruzana (UV) tiene como objetivo el ordenamiento sustentable de las áreas verdes de la institución, explicó Miguel Ángel Escalona Aguilar, titular de la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad (CoSustenta). 

Cabe recordar que el 23 de noviembre inició oficialmente la campaña, con la siembra de tres especies nativas de encino (Quercus xalapensis) en los jardines del Museo de Antropología de Xalapa (MAX). El acto fue presidido por autoridades de la institución y del Ayuntamiento, encabezados por la rectora Sara Ladrón de Guevara y el alcalde, Hipólito Rodríguez Herrero. 

Al respecto, el titular de la CoSustenta expuso que se trata de una campaña de arborización de los espacios universitarios, enmarcada en el ordenamiento sustentable de las áreas verdes de la institución a partir de diagnósticos y atención de los riesgos. 

Uno de los elementos emblemáticos de la Universidad son precisamente sus áreas verdes, remarcó, mismas que proporcionan servicios ecosistémicos –como mejorar la infiltración del agua y la captura de carbono y, a su vezson espacios para la convivencia, la recreación y el disfrute de condiciones ambientales más confortables. De ahí que un manejo sustentable garantiza su permanencia por un periodo mayor de tiempo. 

Esta iniciativa ha sido organizada por expertos en la materia y parte de realizar un diagnóstico del arbolado en las entidades o dependencias de la región Xalapa, así como aplicar las acciones recomendadas y autorizadas por el Ayuntamiento. 

En cuanto al diagnósticoel entrevistado sintetizó“Saber lo que tenemos, en qué condición se encuentra y qué prácticas de manejo requiere. 

Por ejemplo, en el caso de la Zona UV hay eucaliptos y casuarinas que fueron sembrados incluso antes de que ahí se establecieran las entidades universitarias y a la fecha ya son árboles maduros o envejecidos. Por otro lado, las propias entidades académicas y dependencias han sembrado especies introducidas, con la intención de dividir espacios u otras necesidades; de ahí que sea común encontrar bambúes, truenos, araucarias, ficus, entre otras. 

Tal proceso fue realizado en la Zona UV y el MAX, está en proceso en el resto de las entidades universitarias instaladas en la ciudad y tiene miras a desarrollarse en las cinco regiones universitarias. 

Cuando haya necesidad de derribar un árbol se plantearán, principalmente, dos sugerenciassembrar especies cuyas características ecológicas y físicas permitan una buena adaptación al sitio donde crecerá, bajo un esquema de compensación ambientaly que se trate de ejemplares representativos de la región, siempre y cuando existan las condiciones para una repoblación exitosa. 

“Si el espacio lo permite, se sugiere que se siembre ahí mismo la nueva especie, pero si no, porque hay un arbolado denso, entonces la compensación se hará en otros lugares aledaños o de la Universidad. Pero siempre habrá esta compensación que nos parece fundamental, porque lo que queremos es mantener nuestro arbolado.” 

También está contemplado el mantenimiento y mejora del arbolado existente, con podas por ejemplo, para erradicar plagas, enfermedades o favorecer su estructura. 

“Es un elemento importante porque en muchas ciudades, universidades y muchos lugares no hay una tradición ni cultura sobre el mantenimiento del arbolado. Básicamente, hacemos una intervención cuando hay un elemento de riesgo o problema: porque levanta la banqueta, por la cantidad de hojarasca y flor que tira, y que se convierte en elemento de riesgo para el transeúnte.” 

Paralelamente, se invitará a la comunidad a ubicar sitios susceptibles para ser arborizados y así generar espacios verdes ordenados que respondan a las necesidades de los usuarios y el espacio; es decir, que el arbolado requiera el menor mantenimiento, para lo cual son necesarios árboles cuyas características de crecimiento sean adecuadas a los espacios donde se planten, no generen riesgos ni daños a la infraestructura universitaria y permitan una ampliación de las mismas.

En ese contexto, Miguel Ángel Escalona adelantó que CoSustenta está por publicar un catálogo de especies arbóreas pensado principalmente para las personas tomadoras de decisiones en la UV, es decir, quien administra o dirige una facultad, centro de investigación, instituto u otra dependencia académica. 

“A veces de buena intención, pero sin buenos elementos, los tomadores de decisiones introducen especies que en el futuro se convertirán en un problema.” 

El catálogo corresponde a las características ambientales de la región de Xalapa, pero también está contemplado acudir con los vicerrectores de las cuatro regiones restantes y elaborar coordinadamente el de cada una, con las especies arbóreas nativas o pertinentes a sembrarse allá. 

El propósito es llegar a un modelo de ordenamiento sustentable de las áreas verdes de la Universidad Veracruzana; entonces, en este catálogo veremos que hay especies introducidas –porque ya están y se plantean condiciones de manejo–, así como útiles –tal es el caso de las frutales, que también podrían ser introducidas– y nativas del bosque mesófilo.” 

El catálogo permitirá, por ejemplo, conocer la posible talla que alcanza una especie, el tipo de raíces que desarrolla, entre otros criterios, lo cual ayuda a saber si es pertinente sembrarlo o no en determinado lugar. “La idea es que sirva como una fuente de información.” 

El funcionario universitario explicó que la colaboración con el Ayuntamiento versa, primeramente, en que por norma es la autoridad que debe autorizar cualquier derribo de árbol que se realice en espacios privadoscomo es la Universidad. Además, para el caso de la región Xalapa, se logró una sinergia pues tienen un programa de producción de plantas en viveros y es el que dona las especies para el proceso de arborización.  

Si hay autoridades, entidades, dependencias que estén interesados en plantar árboles, hagan la solicitud al Departamento de Servicios Generales –instancia que corresponde en la UV– y nosotros vemos las condiciones y características del lugar, para recomendar qué especies podrían sembrar y si están en los viveros del Ayuntamiento, ellos nos las pueden donar; en caso de que no, se recomendaría la adquisición.” 

Un punto más que propone la CoSustenta es trabajar en generar islas de bienestar en las áreas verdes de la UV; es decir, espacios donde sea posible impartir clases, presentar exposiciones artísticas o conciertos, así como realizar activación física y otras actividades recreativas.

Las áreas verdes del MAX
Como ya se citó, la campaña de arborización se inició en los jardines del MAX. Ahí, luego del diagnóstico fue necesario retirar 19 árboles que presentaban riesgo alto. 

A la fecha, y como parte del plan de manejo que se desarrolla con las autoridades de la entidad, encabezadas por la directora del Museo, Maura Ordóñez Valenzuela, trabajan en repoblar con especies nativas, porque el espacio lo permite. 

Incluso, está planeada la implementación de un cafetal (sistema de producción ecológica) demostrativo, para que forme parte de los recorridos de los jardines del MAX, así como el establecimiento de un módulo de compostaje que permita el aprovechamiento de residuos producto del mantenimiento de los jardines. 

La idea, dijo Miguel Ángel Escalona, es que sea un trabajo desarrollado en conjunto, “porque los espacios verdes son de todos, y en la medida que los tengamos bien manejados nos irá bien.” 

Esta campaña, remarcó, es una acción coordinada que desarrollael Departamento de Servicios Generales y la CoSustenta, de la mano de las entidades y dependencias que conforman la UV. “Queremos que sea una co-construcción de un imaginario de nuestras áreas verdes, porque algo que sientes tuyo, es algo que vives y cuidas”. 

Compartir