Hora cero

Los nuevos partidos en Veracruz rumbo a 2021

Luis Alberto Romero

En el proceso electoral de 2021, los veracruzanos podrán votar por los candidatos de 14 opciones políticas; además de los partidos consolidados en el ámbito nacional (PAN, PRI, PRD, PVEM, Movimiento Ciudadano, PT y Morena), hay tres nuevos registros, Encuentro Solidario, que antes era Encuentro Social; Redes Sociales Progresistas, vinculado a la maestra Elba Esther Gordillo; y Fuerza Social por México, ligada a la Catem de Pedro Haces.

En el escenario local irrumpen en este proceso cuatro nuevos partidos: Podemos, Todos por Veracruz, Unidad Ciudadana y Cardenista.

En total, 14 partidos se disputarán unos mil 300 cargos, entre diputaciones, presidencias municipales, sindicaturas y regidurías.

A la fecha se vislumbran dos grandes alianzas; la de Morena, Verde y PT; y la de PAN, PRI y PRD, de tal forma que en la boletas aparecerán 10 candidatos por cada cargo, además de los aspirantes independientes; los nuevos partidos no podrán aparecer en coalición en el proceso de 2021.

Al margen de lo que hagan las grandes alianzas que ya se anuncian para Veracruz, los nuevos partidos políticos locales trabajan en estos días en sus estructuras y en la selección de posibles candidatos.

Jesús Vázquez, dirigente de Todos por Veracruz, se ha referido con optimismo al proceso del próximo año y ha planteado que dicha fuerza política se convertirá en la sorpresa electoral.

En Todos por Veracruz convergen actores de trayectoria; algunos de ellos, con pasado priista y de probada experiencia en la operación política.

La apuesta de Podemos, que tiene como dirigente a Francisco Garrido Sánchez, se centra en el fortalecimiento de las estructuras –el partido ha creado más de 60 comités municipales– y en un proceso casi quirúrgico en la selección de candidatos.

De acuerdo con Francisco Garrido, el partido buscará al menos 20 presidencias municipales y presencia por la vía de mayoría relativa en el Congreso Local; no suena descabellado, sobre todo por el antecedente de Alternativa Veracruzana, partido que tuvo como dirigente al propio Garrido Sánchez, que en las elecciones de 2013 ganó 16 alcaldías, entre ellas dos cabeceras distritales.

Por otro lado, Podemos tiene en su dirigencia a dos políticos de mucha experiencia, Francisco Garrido y Gonzalo Morgado. El ex alcalde martinense fue dirigente estatal del PRI –el único que ha durado en el cargo por un periodo de seis años–, diputado local y federal en dos ocasiones; es de los pocos políticos que conocen a la perfección no solo el territorio veracruzano, sino sobre todo su realidad política.

En la lista de los nuevos partidos también se encuentra Unidad Ciudadana, de Cinthya Lobato Calderón y Francisco Hernández Toriz. El secretario general de dicha fuerza política señala que en 2021 darán la pelea, que serán protagonistas y que lograrán la victoria en más de dos docenas de municipios.

Independientemente de los resultados que logren, de las victorias en las municipales y en el proceso para elegir diputados locales, muy probablemente ninguno de esos tres partidos tendrá problemas para superar el reto que representa el tres por ciento de los votos. Una realidad diferente será la del Partido Cardenista, que sin el impulso de los gobiernos del pasado priista tiene muy poco futuro. @luisromero85