Mesa de redacción

El futuro de Xalapa

Enrique Yasser Pompeyo

A un año de que concluya la administración municipal de Xalapa que encabeza el alcalde Pedro Hipólito Rodríguez Herrero, el sentir ciudadano es casi unánime.

Los diferentes sectores coinciden en manifestar que las autoridades locales sólo demostraron su inexperiencia, su incapacidad y las peores prácticas.

Después de tres años, poco o nada se puede esperar. Si en 36 meses no se hicieron obras y acciones de relevancia, en los restantes 12, menos.

El discurso de austeridad, sólo quedó en eso, en palabras. Además, pese a los intentos por justificar la devolución de recursos millonarios a la Tesorería de la Federación en lugar de aplicarlos en obras que tanto necesita la población, nada explicaron.

Las diferentes cámaras empresariales también lamentan la falta de diálogo y acciones del ayuntamiento para atraer inversiones, por el contrario, el alcalde ha descalificado a quienes generan los empleos, a quienes pagan los salarios de los trabajadores, además de los insumos, los servicios y los impuestos.

Hipólito Rodríguez no ha demostrado empatía y sí desprecio por el sector empresarial. Se recuerda lo dicho por el alcalde hace unos días: “el principal objetivo de los empresarios no es generar empleo, no es el bienestar de los trabajadores, es tener una ganancia, obtener un lucro”.

A eso se suma la falta de apoyo a los comerciantes afectados por la pandemia generada por el coronavirus, al grado de cerrar sus negocios.

Boleros, meseros, cocineros, músicos, artistas y diferentes prestadores de servicios como banqueros también se quedaron desamparados y olvidados.

Para muchos, el gobierno municipal de Hipólito Rodríguez será recordado como el peor en la historia de Xalapa.

No hubo ni habrá austeridad, honestidad ni empleos.

En los xalapeños y en los veracruzanos está cambiar la crítica situación de la ciudad capital y de la entidad.

2021 será decisivo para dar un nuevo rumbo a Xalapa y Veracruz.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir