Desde el café

La ácida broma de una casa encuestadora

Bernardo Gutiérrez Parra

Una encuesta que circuló este martes dio a conocer que si hoy fueran las elecciones a la presidencia municipal de Xalapa, la alianza PAN PRI y PRD le ganaría con relativa facilidad a Morena, ya que por este partido votarían el 23 por ciento de los xalapeños, mientras que por el PAN lo harían el 24 por ciento, por el PRI el 13 por ciento y por el PRD el 3 por ciento.

Es decir, si el PAN fuera solo le ganaría a Morena por 1 por ciento, pero en alianza con los otros dos partidos la suma de posibilidades sería del 40 por ciento, con lo que superaría a los morenos por un margen de 17 por ciento.

La encuesta muestra la importancia de una alianza entre estos tres partidos al menos en Xalapa. Y es que un punto porcentual de ventaja no será nada para el PAN si va en solitario contra el partido en el poder. Mientras el PRI y el PRD también en solitario, tienen nulas posibilidades de vencer.

La encuestadora puso como candidato de la probable triple alianza al diputado local Sergio Hernández Hernández y como candidata de Morena y el PT a… ¡Rosalinda Galindo Silva!

En relación a Rosalinda ¿es en serio o es una ácida broma? Es en serio. Sergio aparece en la punta con el 33 por ciento de las preferencias, mientras que Rosalinda fue colocada en un segundo lugar con el 18 por ciento.

Ubiquémonos, lector.

Casi de la noche a la mañana Sergio dio un giro de 180 grados. De ser un legislador mediocre y del montón, además de petulante y farolero, se ha convertido (gracias a una millonaria campaña en medios) en el muchacho de la película que salvará a Xalapa de todos los males.

Como coordinador de los diputados del PAN en el Congreso local, Sergio quiso expulsar del partido a los legisladores Nora Jessica Lagunes Jáuregui y Enrique Cambranis Torres, que apoyaban a Joaquín Guzmán Avilés para la dirigencia estatal, en lugar de José de Jesús Mancha, favorito del ex gobernador Yunes Linares y del propio Sergio. Esto sin contar con que le metió más de un par de zancadillas.

Desde entonces no lo puede ver Joaquín.

Pero Sergio se ha ido por la libre. Con la bendición y todo el apoyo de Miguel Ángel Yunes, recorre las calles de Xalapa haciendo propuestas, saludando a la gente, repartiendo sonrisas y hasta cargando y besando niños.

Para que llegue a ser candidato de la triple alianza y sobre todo con la bendición del PAN, tendría que ocurrir un milagro que difícilmente sucederá.

Y en el caso de la diputada Rosalinda Galindo. Ay Rosalinda…

Poco es lo que hay que añadir a lo que ya se ha dicho de esta legisladora que desde hace tiempo perdió el piso. Lo único que agregaría es que es más fácil que López Obrador llegue a la presidencia de la ONU, a que Rosalinda sea la candidata de Morena a la alcaldía de Xalapa.

Lo que no me explico es porqué si por encima de ella hay al menos una docena de aspirantes de Morena merecedores de esa candidatura y quien más suena es la joven legisladora federal Dorheny García Cayetano, ¿por qué escogería la encuestadora a Rosalinda cuando es la última en la que se fijarían Andrés Manuel y Cuitláhuac? Ese es un misterio insondable.

Como parte de la encuesta y a la pregunta: Si hoy fueran las elecciones para la presidencia municipal de Xalapa ¿por cuál de estas personas votaría? Un 23 por ciento dijo que lo haría por David Velasco Chadraui; un 15 por ciento por Sergio Hernández, un 9 por ciento por Elízabeth Morales (¡órale!); un 7 por ciento por Cinthya Lobato y un 3 por ciento por Rosalinda Galindo.

Si en casi todas las encuestas el empresario y ex alcalde de la ciudad, David Velasco, aparece a la cabeza en las preferencias electorales ¿por qué no lo tomó en cuenta la encuestadora como aspirante de la posible triple alianza?

Según la propia encuestadora, porque no se logró identificar con ningún partido político o coalición.

Ok, si nos basamos en esa premisa ¿por qué ignoró olímpicamente a Dorheny García que va arriba en las preferencias de casi todos los morenos, es la favorita del gobernador Cuitláhuac García, Andrés Manuel no la ve con malos ojos y está más que identificada con su partido? Ese es otro misterio insondable.

Conclusión. Si el PAN PRI y PRD quieren gobernar en Xalapa deberán ir en alianza y con un candidato ganador. Si éste es Sergio Hernández las posibilidades de triunfo se verán reducidas a su mínima expresión. Pero si es David Velasco, ese 17 por ciento con el que podría ganar la triple alianza se ensanchará exponencialmente.

O Morena compite con un candidato de la talla de Ricardo Ahued o sus posibilidades de triunfo se irán a la basura. Si la candidata es la joven Dorheny García quizá la derrota no sea tan sonada. Pero si es Rosalinda Galindo, será más vergonzosa y apabullante que la que sufrió el Cruz Azul ante los Pumas.

De ese vuelo será el fracaso de la legisladora. Y de ribete, el fracaso de Morena en Xalapa.

bernardogup@hotmail.com

Compartir