El Gobierno está desempolvando varios casos que sacudieron a la sociedad veracruzana, como el asesinato de la periodista Regina Martínez y el de la señora Ernestina Ascencio en la Sierra de Zongolica. Ojalá que los verdaderos responsables no hayan puesto pies en polvorosa y las investigaciones ahora sí lleguen al fondo de los hechos.

Compartir