Hora cero

Covid-19 en Veracruz

Luis Alberto Romero

A punto de llegar a 2021, Veracruz se acerca a los 43 mil casos confirmados de Coronavirus.

La entidad cerrará 2020 con más de 6 mil 200 defunciones por dicha enfermedad, lo que ubica la cifra de la letalidad arriba del 14 por ciento.

En todo el país, el porcentaje de defunciones contra casos confirmados no llega a 10 por ciento; en Veracruz se supera la media nacional de muertes por cada 100 contagios, lo que debe interpretarse como una llamada de atención para las autoridades estatales en materia de salud.

Especialistas en el ramo indican que a pesar de que el inverno 2020-2021 no será tan frío, la suma de Covid-19, influenza y otras afecciones respiratorias podrían elevar la tasa de letalidad.

En la Ciudad de México ya se reportan hospitales saturados; la capacidad del sector salud fue rebasada; Veracruz, durante una semana se ubicó en el color verde del semáforo epidemiológico, pero pronto regresó al amarillo; y aunque las autoridades estatales observan pocas posibilidades de llegar al rojo de alerta máxima, no es un escenario lejano.

Basta platicar con médicos y personal del ramo que atienden a pacientes de Coronavirus en Veracruz, Xalapa, Poza Rica, Orizaba, Córdoba y Coatzacoalcos, por citar las ciudades con más casos en la entidad, para entender la gravedad de un problema que amenaza con dispararse aún más.

En el hospital público de Poza Rica, de forma reciente extubaron a un paciente que estuvo al borde de la muerte por Covid-19; fue un verdadero logro de los médicos veracruzanos que atienden en ese lugar, dado que el porcentaje de sobrevivencia de personas que se intuban todavía es muy bajo en esos centros de salud.

Infortunadamente, todos los pronósticos de expertos en materia de salud indican que los próximos 3 meses serán muy complicados para México en cuanto a la salud pública; y la realidad que se enfrenta en la CDMX debe ser una advertencia sobre lo que podría enfrentar Veracruz en las próximas semanas y meses.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo en las vísperas de Navidad que la llegada del primer lote de vacunas contra el Coronavirus era “el principio del fin de esa pandemia”; ese día llegó a México un lote de 3 mil vacunas. El sábado 26 arribaron a la Ciudad de México y a Monterrey, Nuevo León cargamentos de 34 mil 125 y 8 mil 775 dosis más, respectivamente.

El personal médico y los adultos mayores estarán al principio de la fila para recibir la vacuna; el proceso para dar inmunidad contra el Covid-19 a la mayor parte de la población mexicana podría llegar a marzo de 2022.

La pregunta es si la entidad y su sector salud están preparados en cuanto a infraestructura hospitalaria y capacidad de atención, camas disponibles y espacios de cuidados intensivos, para una enfrentar una segunda oleada de contagios que podría llegar muy pronto, mucho antes que la vacuna a la población menor de 60 años. @luisromero85

Compartir