La vuelta a Veracruz en un teclazo

La Comisión Estatal de Derechos Humanos en Veracruz

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

El Congreso Local presentó la convocatoria para la elección y designación de quien ocupará la titularidad de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDGH) del 30 de enero de 2021 al 29 de enero de 2026. Se trata de un espacio sumamente reñido, no crea usted que, en la mayoría de los casos, sea por un genuino interés de hacer valer las garantías individuales de las y los veracruzanos, sino porque pareciera una posición muy bien remunerada, con muy poco esfuerzo, pues al menos poco trabajo se le ve.

Hay en este estado enormes pendientes en la materia, como por ejemplo con las condiciones que tienen los reclusos en los penales, la atención a familiares y víctimas del delito, la violencia de género, la calidad en la atención médica y el abasto de medicamentos y, por supuesto, los abusos policiales. Basta echarles un ojo a los indicadores de la última década para constatar que áreas de gobierno, como Salud y Seguridad Pública, son las que mayor número de quejas tienen, pero hubo apenas unas cuántas pláticas para internar revertir esta situación.

No se ven campañas masivas de difusión sobre lo que son los Derechos Humanos; no hay charlas en escuelas y universidades. Incluso, si usted visita la página web de la CEDH, en el apartado de Difusión, constatará que hay una sola campaña, “Conoce tus derechos”, la cual supuestamente es permanente, refrescando contenidos cada mes, pero la penúltima fue en noviembre 2019 y la última en septiembre 2020. Ahí mismo, y en sus propias palabras, hubo un solo material en 2020; 5 en 2019; 6 en 2018; 11 en 2017 y 10 en 2016; como quien dice: fueron relajando la producción.

La de Namiko Matzumoto Benítez ha sido una gestión bastante gris, sobre todo después de que le tocó sortear dos administraciones estatales en las que se buscaba su cambio; tuvo varios señalamientos en su paso de 5 años, como cuando en 2016 pensionados le gritaron vendida y la obligaron a marchar con ellos hasta el Palacio de Gobierno, mientras ella gritaba desesperada por sus “chanclas”; aun así no descarta permanecer ahí, aunque es por demás políticamente muy complicado.

Más allá de lo que la académica de la Universidad Veracruzana hizo o dejó de hacer, hoy las y los diputados locales tienen un enorme reto, al elegir a la persona idónea para esta posición, sin filias ni fobias, sino eligiendo verdaderamente a quien pueda darle un empuje a esta área tan delicada, tan necesaria. Que el perfil que llegue no sea por compadrazgos, por decisiones políticas, sino que ayude a responder a los duros y múltiples problemas que enfrenta Veracruz. El 18 conoceremos la lista de aspirantes.

@YamiriRodríguez

Compartir