La vuelta a Veracruz en un teclazo

Veracruz y la nueva cepa de COVID

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

No hemos podido sacar la cabeza de la doble crisis que nos ha traído la pandemia del Covid19, cuando una segunda cepa de la enfermedad, mucho más contagiosa, ha llegado al país. El primer caso se detectó en Tamaulipas, en un hombre que llegó procedente de Londres, Inglaterra. Nuevo León ya analiza otro caso y las alertas, en muchos estados, se volvieron a prender.

Pero Veracruz es como si fuese una isla; más que una isla, otro planeta, porque aquí ya dijeron nuestras autoridades estatales, no nos va a llegar, ya que no tenemos aeropuerto internacional. Es decir, el Aeropuerto Internacional Heriberto Jara Corona ha sido mal llamado, y los escasos vuelos que salen hacia Houston seguramente bajan a los pasajeros en Tlaxcala, para que no lleguen amén de nuestras fronteras estatales.

Parece que la globalización no existe en el diccionario de esta administración morenista; que aquí, lo que la CEPAL califica como la creciente gravitación de los procesos económicos, sociales y culturales de carácter mundial sobre aquellos de carácter nacional o regional, simplemente no se da.

Esta desafortunada declaración se suma a otras perlas del morenismo, como cuando el año pasado el gobernador del vecino estado de Puebla, Miguel Barbosa, declaró que el Covid no les daba a los pobres y que, además, se curaba con un mole de guajolote.

Peor es que esta visión de que la enfermedad solo llega por aerolíneas internacionales, es el claro reflejo de que no habrá medidas en verdad estrictas en terminales de autobuses, en los taxis, en el transporte público. Seguirá impulsándose desde arriba el libertinaje; continuaremos viendo 300 o 400 casos diarios, en promedio, de nuevos contagios; Veracruz se mantendrá como líder en el país de la enfermedad.

Ya no solo se trata de que Veracruz es el escarnio nacional, sino que los desatinos cuestan vidas -casi 7 mil al paso que vamos-, sin contar a los de la violencia, otro de nuestros males a los que simplemente el Estado cierra los ojos y aplaude sus ineficiencias. Pobre, pobre Veracruz.

@YamiriRodriguez

Compartir