Mesa de redacción

Se destapa la cloaca en Banderilla

Enrique Yasser Pompeyo

En el Ayuntamiento de Banderilla que encabeza el alcalde Juan Manuel Rivera González continúan las denuncias, las quejas, las irregularidades.

Trabajadores que pidieron guardar el anonimato por temor a represalias acusaron que el edil presuntamente intentaría basificar a varias personas que llevan poco tiempo en la administración y que no son de Banderilla, sino de Xalapa; algunos hablan que son hasta catorce.

De acuerdo con su denuncia, entre estas se encontrarían parientes, particularmente una de las primas del presidente municipal. Se trataría de Yesenia Sánchez González, quien labora en la Comisión Municipal de Agua Potable (CMAP).

Otra de las personas que Juan Manuel Rivera González pretendería beneficiar es Laura Isabel Sánchez, quien es esposa de su primo Cristian Manuel González.

Rubén Darío Valdivia Flores también sería beneficiado, es el director de la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil. Otro que presumiblemente sería basificado es el hijo de la síndica única, Rafael Caballero Zayas, quien se encuentra en nómina desde el mes de septiembre. Por cierto, el portal de transparencia no se encuentra actualizado.

La tesorera Erika Yessenia Sosa Bibiano también sería basificada, al igual que los de Catastro y Obras Públicas, además de la contadora Karina Trujillo, quien por cierto es de Tlacolulan, pero al ser todos estos cargos de confianza, ya habrían presentado su renuncia con tal de que el alcalde los incluya en la lista.

La molestia de los trabajadores es que otros llevan años laborando en el palacio municipal, cuentan con experiencia, trayectoria y no han sido beneficiados con una base. Pero, además, el edil viola la ley e incurre en nepotismo por lo que piden que se proceda contra él por pretender beneficiar a familiares directos.

A esa inconformidad se suma el hecho de que el alcalde debe laudos por aproximadamente dos millones de pesos.

Cabe recordar que al Congreso del Estado llegó una solicitud de ciudadanos de Banderilla que demandaron que se interviniera la Tesorería ante presuntas irregularidades detectadas por parte de la síndica Nieves Vérula Zayas Uncal.

Se pide que los diputados revisen las cuentas públicas 2018 y 2019 para conocer el uso y destino de los recursos provenientes de los trámites que se realizan como cambio de uso de suelo, alineamiento y número oficial, permisos de subdivisión, constancias y cédulas, entre otros, competencia de la Dirección de Catastro y Desarrollo Urbano, que son cobrados, pero sin que el dinero ingrese a la Tesorería municipal.

La molestia de los propios trabajadores y de un gran sector de la población aumenta debido al cúmulo de irregularidades que los propios habitantes han denunciado, por ello demandan que se proceda de manera legal contra el presidente municipal.

El Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) debe poner atención en ese ayuntamiento, cuyo alcalde Juan Manuel González Rivera sólo ha mostrado desidia e indiferencia ante las necesidades de la población.

enriquepompeyo@hotmail.com

Compartir