La vuelta a Veracruz en un teclazo

La carrera por la CEDH

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Aunque parece que el tamal ya está más que hecho, luego de que la diputada local morenista Rosalinda Galindo Silva saliera en días pasados a declarar que “el pueblo” pide la permanencia de Namiko Matzumoto Benítez al frente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), hay otros nombres que ya hacen ruido tras su proceso de inscripción, como es el caso del ex secretario de Turismo en el fidelismo, Gustavo Sousa Escamilla.

Gustavo Sousa ha sido el notario público 1 en el Puerto de Veracruz, presidente del Patronato del Fideicomiso del 2 por ciento a la Nómina, entre muchos otros cargos en la administración pública estatal. En 2015 fue secuestrado y desde entonces, se sumergió de la escena política.  Hace unos días fue postulado por un grupo de abogados porteños para ocupar la titularidad de la CEDH durante los próximos 5 años, pues es un personaje bien visto en diversos sectores; una persona respetable y ampliamente reconocida.

En Coatepec, un colectivo de pro defensa ambiental, se pronunció por la doctora en Derecho, Itzel Jurado Ortiz, abogada defensora de esta causa.

Sin embargo, las recientes declaraciones de la Secretaria de la Comisión Especial para el seguimiento a la problemática de la desaparición de personas del estado de Veracruz, es una muestra de que el proceso de entrevistas programado, para Morena, no es más que mera simulación, una falta de respeto para todos los aspirantes, pues ellos ya tomaron su decisión.

Colectivos han externado, sin pronunciarse por un nombre en específico, cuál debe ser el perfil del próximo comisionado, pero parece que no les han hecho mucho caso.

Veremos antes de que finalice este mes cómo operan los contrapesos en la elección de quien deberá tomar las riendas de la Comisión Estatal por lo que, aunque Namiko Matzumoto se siente ya más que segura para cumplir una década cobrando en dicha área gubernamental, no se debe olvidar que del plato a la boca se cae la sopa. Ojalá y también ya les pague a los trabajadores de confianza de la Comisión, pues va bastante colgada con la quincena; parece que no moverá ya nada hasta que le digan si se mantiene en la silla o se regresa a hacer vida académica. Urge darle un cambio de timón a la CEDH pues, de lo contrario, seguiremos en los últimos lugares en la materia. Todo político, nada genuinamente por hacer la diferencia en Veracruz.

@YamiriRodriguez

Compartir