Pluma negra

Cierran filas, abren heridas

Los retadores

 

Ignacio Álvarez

En el último día de plazo presentar las propuestas de coaliciones para el Proceso Electoral Local del 2021, los partidos políticos se agruparon en dos grandes bloques para satisfacer sus intereses en grupo por encima de ideologías y de enconos del pasado reciente.

En la esquina de los exponentes del poder; MORENA con su nuevo aliado el Verde y la franquicia del PT que es de utilidad para colocar a los despechados del partido mayoritario bajo el nombre de Juntos Haremos Historia en Veracruz

La propuesta inicial sujeta a cambios en una prórroga de 10 días, mientras el OPLE autoriza la alianza, se plantean candidatos comunes, en al menos 106 municipios de los cuales el 50 por ciento le tocaría encabezar a MORENA y un 25 por ciento para el Partido Verde y otro tanto para el PT.

De las 30 diputaciones locales se busca que acudan en la misma boleta en 28 y sólo en dos casa quien por su lado.

MORENA como hermano mayor en esa coalición pretende ejercer su fuerza como gobierno para ganar el mayor número de espacios en una medición sin el nombre de Andrés Manuel López Obrador en la campaña.

A pasar de la alianza, los tres partidos políticos deberán echar mano a la sociedad para candidatas y candidatos que representen intereses ciudadanos, sobretodo para curar las heridas que de manera natural abrirá la alianza al interior de los partidos participantes con los aspirantes que buscaban asistir por un solo partido a la elección o bien que no serán agraciados con las candidaturas.

Sorprendió la representación del CEN de MORENA para hacer efectiva la coalición con Esteban Ramírez que fue reconocido como interlocutor válido por los aliados, el dirigente del Verde, Carlos Marcelo Ruiz Sánchez y los del PT; Vicente Aguilar y Ramón Díaz.

Los dirigentes avalaron la decisión de sus respectivas dirigencias nacionales que alcanzaron el acuerdo para ir juntos en la elección local de Veracruz con la esperanza de mantener la mayoría de congresos locales y municipios de país.

 

Los retadores

Encabezados por el PAN que recién perdió el control político en la última elección, en la esquina de los retadores se unen el PRI y el PRD para tratar de dar la batalla con la primera tarea de superar sus hondas y viejas diferencias entre ellos para tratar de sorprender a MORENA y sus aliados.

La coalición Va por Veracruz presentó también una alianza flexible para contender juntos en 73 de los 212 y en las diputaciones locales, aunque se trata de una alianza con demasiadas desconfianza entre sus integrantes.

El PAN llega a la mesa de acuerdos con sus aliados con serios problemas internos y jaloneos que colocan muy mal a su dirigente Joaquín Guzmán Avilés y que esa situación se puede complicar en la medida que avanza el calendario electoral.

En los próximos días se observarán desbandadas, traiciones, denuncias y exhibiciones de tratos en lo oscurito entre los dirigentes y la militancia. Esto es apenas una probadita de lo que serán las elecciones en el segundo año del Covid-19 que por cierto, Veracruz es de los peores en atención y prevención a la pandemia.

Compartir