Productores de caña y jornaleros agrícolas de Mahuixtlán, optimistas por la zafra

Francisco De Luna /

Coatepec, Ver.-Eran las cuatro de la tarde cuando llegamos a los cañales de la Laguna, localidad del municipio de Coatepec. Ahí, estaba el señor Martín León, un hombre de 48 años de edad. Estaba acompañado de tres trabajadores más.

A todos se les observaba cansados, pues habían pasado casi diez horas de trabajo. La tarde era fría. La niebla había comenzado a descender.

Sus manos renegridas por el carbón, su ropa, sus rostros, porque durante el jornal han quemado la caña para evitar que el producto lleve «basura» que en realidad es hojarasca.

Algunos a esa hora ya partían alegres a sus casas. Subían a una camioneta de redilas que los llevaría a Coatepec, fatigados y otros más con ganas de echarse un «cañazo» para nivelar el cansancio.

Don Martín lleva 15 años de labor y cuenta que esta ocasión trabajan en la zafra 2020-2021 (de noviembre a mayo) y la cosecha ha sido más favorable que la anterior.

«Cuando la caña crece se llega a su tamaño y se quema, se corta y al final se carga y se va para el ingenio», explica mientras una parte de la cuadrilla de 20 trabajadores se despide.

La variedad de esta caña la conocen como 2-90 «esta es más dulce que otras, otras es más agua que zacaroza».

Considera que tan sólo en La Laguna la producción es de hasta 7 mil toneladas donde la zona es de sembradíos de caña.

«Parace que le fue bien a los productores. Ahora el valor de la caña aumentó por tonelada que es casi de 900 pesos», cuando la cosecha anterior fue de 830 pesos.

Para muchos trabajadores el jornal comienza a las 03:00 de la mañana, otros a las 06:00 y concluyen entre 04 y 06 de la tarde.

Y antes de partir, los muchachos saludan a la prensa desde la camioneta y piden ser fotografiados porque quieren salir en las redes sociales, otro más dice que no porque él ya es conocido.

De repente se escuchan algunos albures entre ellos, los apodos y hasta la invitación de «echarse un trago» de aguardiente «pa’ quitar el frío». La unidad avanza, se incorpora a la carretera y así termina un jornal para los cortadores, pero otros seis esperan la llegada del camión carguero para llenarlo de caña que será llevado al ingenio de «Mahuixtlán».

Compartir