Al pie de la letra

LA MAFIA RUMANA

 

Raymundo Jiménez

Este lunes, el diario Milenio publicó que el gabinete de seguridad del gobierno federal había detectado una red de políticos de PVEM, PRI, PRD, PT y Morena –así como funcionarios de la Fiscalía de Quintana Roo– que presuntamente protegen y colaboran con la mafia rumana liderada por Florian Tudor, (a) “El Tiburón” o  “Rechinu”, dedicada a clonar tarjetas bancarias de turistas, al tráfico de personas para explotación sexual y a la extorsión a comerciantes.

La filtración de este documento presentado el 29 de octubre de 2020 en el gabinete de seguridad sería un misil más de la guerra política-mediática que el grupo del senador Ricardo Monreal ha desatado en contra de la diputada federal Dolores Padierna y de su esposo René Bejarano, quienes disputan con el líder de la Cámara alta del Congreso de la Unión la candidatura de Morena a la codiciada alcaldía Cuauhtémoc, una relevante demarcación de la Ciudad de México que el político zacatecano gobernó todavía como jefe delegacional de 2015 a 2017.

Y es que la información de inteligencia obtenida por el diario capitalino apunta a que en esta red de protección estaban no sólo los ex gobernadores priistas de Quintana Roo, Félix Arturo González Canto y Roberto Borge, además de diputados del Partido Verde y ex alcaldes priistas y perredistas de esa entidad del Caribe mexicano, sino también operadores y militantes del Partido del Trabajo y de Morena, señalando específicamente a Bejarano como uno de los principales vínculos del rumano Tudor, quien desde Cancún logró tejer en 14 estados una red de funcionarios y empresas fantasma que, según información del FBI y la DEA, le permitieron operar en al menos 15 países.

De acuerdo con dicho documento confidencial, a través de varios de sus colaboradores Bejarano utilizó a Morena e, incluso, usó el nombre del presidente Andrés Manuel López Obrador para estafar a ciudadanos y empresarios de Cancún.

Pero lo interesante de esta información es que a la par de las conexiones políticas, el gabinete de seguridad también documentó la existencia de un aparato de funcionarios de la fiscalía quintanarroense y policías locales que protegieron al capo rumano, entre los cuales menciona al veracruzano Jesús Aíza Kaluf, (a) “El Sirio”, quien en el gobierno de Fidel Herrera Beltrán fue delegado de la Secretaría de Seguridad Pública en Fortín y luego, en la administración del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, subdirector de Operaciones de la SSP. De Veracruz, Aíza se fue al municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, donde hasta 2014 se desempeñó como secretario de Seguridad Pública.

Actualmente, conforme a las investigaciones de inteligencia del gabinete de seguridad, es accionista de tres empresas y abogó ante la Fiscalía General de la República a favor de Tudor y Adrián Cosmin, su principal socio, a los cuales la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda les congeló 79 cuentas bancarias la semana pasada.

A ver si “El Sirio” Aíza Kaluf apoya nuevamente, como en el proceso municipal de 2017, a su amigo el doctor Juan Martínez Flores, diputado federal de Morena que otra vez aspira a la alcaldía de Córdoba.

 

ANÍBAL PACHECO Y JUAN VERGEL ALZAN LA MANO

Como Ricardo Ahued ha venido acaparando la atención de todos los medios de comunicación, pocos se han percatado que además del senador también se registraron como precandidatos de Morena para la presidencia municipal de Xalapa el dirigente de la Federación Regional de la CTM, Aníbal Pacheco, y el ex director municipal de Gobernación, Juan Vergel.

Aunque todo mundo sabe que el candidato será finalmente Ahued Bardahuil, habrá que ver qué pasa finalmente con ambos aspirantes que quizás no se presten a la simulación, por lo que dependerá del empresario si logra sumarlos a su proyecto o si deja perder los  votos que le pudieran aportar.

Por ejemplo, detrás del dirigente cetemista hay 45 sindicatos locales que en total suman alrededor de 10 mil agremiados.

Compartir