Buscan restringir en televisión la publicidad de alimentos chatarra

Redacción

El diputado Alan Jesús Falomir Sáenz (MC) planteó prohibir la publicidad, en televisión abierta y restringida, de alimentos y bebidas no alcohólicas con bajo valor nutricional y alto contenido de calorías, azúcares, sodio y/o grasas saturadas u otras grasas, de lunes a domingo, de las 14:30 a las 22:00 horas.

La iniciativa que reforma y adiciona los artículos 301 primer párrafo, 306 fracción IV, 307 primer párrafo y 421 de la Ley General de Salud, también propone que la Secretaría de Salud sea la que autorice la publicidad de los alimentos y bebidas que sean de bajo valor nutricional y alto contenido de calorías, azúcares, sodio y/o grasas saturadas u otras grasas.

Además, establece una multa equivalente de seis mil hasta doce mil veces el salario mínimo general diario vigente en la zona económica de que se trate, a quien no atienda la disposición contenida en el artículo 301.

Señala que tratándose de publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas (…) su contenido deberá ser elaborado procurando siempre el cuidado del interés superior de los niños, niñas y adolescentes.

El mensaje no deberá inducir a conductas, prácticas o hábitos nocivos para la salud física o mental que impliquen riesgo o atenten contra la seguridad o integridad física o dignidad de las personas, en particular de la mujer, “niñas, niños y adolescentes”, se indica en la iniciativa.

Falomir Sáenz consideró necesario fortalecer y cambiar el marco jurídico respecto a la publicidad de alimentos con poco valor nutricional para que estos sean vistos lo mínimo posible por los niños, niñas y adolescentes y así no influyan en la toma de decisiones en cuanto a qué y cuánto comer.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), precisó, ha promovido distintas iniciativas para atender la problemática del sobrepeso y obesidad infantil y entre las soluciones recomendadas se encuentran la restricción de publicidad de alimentos y bebidas poco saludables.

Mencionó que el sobrepeso y la obesidad pueden presentarse desde edades muy tempranas. En México lo padecen uno de cada 20 niñas y niños menores de 5 años y uno de cada tres entre los 6 y los 19 años, lo que coloca al país entre los principales lugares de obesidad infantil en el mundo. Esta problemática es un desafío que se debe atender de manera urgente y prioritaria.

Las principales causas de obesidad y sobrepeso en niñas, niños y adolescentes son el consumo de alimentos procesados con poco valor nutricional y altos niveles de azúcar, grasas y sal, así como bebidas azucaradas, los cuales resultan de fácil adquisición debido a su amplia distribución, su bajo costo y su publicidad masiva en medios de comunicación.

Añadió que en México la población infantil se encuentra expuesta a innumerables anuncios publicitarios en los diversos medios de comunicación como televisión, radio, impresos, internet, entre otros, por lo que “es necesario una regulación más estricta en cuanto a los anuncios de comida con alto contenido de azúcar, grasas y calorías que llegan a la vista de niños, niñas y adolescentes”.

De acuerdo al Estudio General de Medios de la empresa Ipsos, en donde se entrevistó a casi cuatro millones de niños y niñas de entre 6 y 12 años de ciudades como Guadalajara, Monterrey, Ciudad de México, el medio de comunicación al que mayor se exponen es la televisión y pasan en promedio 4 horas con 56 minutos al día; el horario con mayor audiencia infantil es el de las 21:00 a las 22:00 horas.

Además, debido al tiempo que pasan frente a la televisión, los niños, niñas y adolescentes visualizan muchos anuncios publicitarios, por lo que los menores tienden a consumir los alimentos y bebidas con alto contenido de azúcares, grasas y sal que son publicitados, contribuyendo así a propiciar la mala alimentación la cual puede impactar negativamente en su salud.

Por lo que “el contenido que se trasmite por esta vía debe ser cuidado a manera tal que dichos contenidos tengan el menor impacto negativo en la salud y el sano desarrollo infantil”, concluyó el diputado de MC.

Compartir