Retos para gobernar Xalapa

Por Minerva Salcedo Baca

Según el Censo de Población y Vivienda 2020 del Inegi, la población del estado de Veracruz llega a 8,062,579 personas, y retrocede del tercer al cuarto lugar nacional. Las mujeres representan el 51.2% y los hombres el 48.8%. Los grupos por edad son: de 0 a 17 años el 29.5%; de 18-29 años el 17.9%; de 30-59 años el 38.2% y más de 60 años el 14.4%. El grado promedio de escolaridad es de 8.7 grados, por debajo del promedio nacional de 9.7. En viviendas, hay 2,390,726 habitadas y 474,606 deshabitadas. El estado ocupa el cuarto lugar a nivel nacional en hogares con piso de tierra. Solo el 61.6% de viviendas tiene agua potable y el 61.5%% drenaje. La Secretaría de Bienestar ubica a Veracruz con grado de rezago social muy alto. Reconoce a 1,457,852 personas en pobreza extrema; 3,630,711 en condiciones de pobreza moderada y 1,741,996 presentan vulnerabilidad por carencias sociales.

La capital Xalapa tiene 488,531 habitantes, es el segundo municipio más poblado del estado (Inegi). De acuerdo con la Secretaría de Bienestar, las carencias sociales en la capital son: en rezago educativo 13.9%; acceso a los servicios de salud 24.1%; acceso a la seguridad social 52.8%; calidad y espacios de la vivienda 10.5%; acceso en los servicios básicos de la vivienda 6% y acceso a la alimentación 18.6%. Estos indicadores deben servir para reorientar las políticas públicas; redistribuir la riqueza social y mejorar las condiciones de vida de la mayoría de la población.

Las carencias en servicios de salud (24.1%) las presentan casi la cuarta parte de los xalapeños. Este indicador está por arriba de la media estatal que es de 18.9% (Informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2020. SB). Agravándose con la pandemia del Covid-19; pues Xalapa tiene una tasa de letalidad del 16%, es decir, de cada 100 contagiados mueren 16, cuando la media nacional es de 8.5%. El personal médico sigue perdiendo la vida; solo en la primera semana de febrero de este año, por Covil-19 fallecieron dos enfermeros, un camillero, un técnico laboratorista y una enfermera recién jubilada del IMSS.

También los contagios del personal médico van en aumento, los vacunaron el 14 de enero, debían recibir el refuerzo de la segunda dosis el 5 de febrero, y a esta fecha la siguen esperando. Se complica la atención médica en la capital, no se da hospitalización a enfermos que lo requieren. La comorbilidad de fallecidos a la fecha es: por hipertensión 56.9%, por diabetes 44.8%, obesidad 34.3%, falla renal crónica 10.2%, fumador 9.11% males cardiovasculares 6.46% y asma 1.55%.

Es necesario priorizar la atención médica de los xalapeños, realizar la infraestructura necesaria en las diferentes zonas de la capital y sus congregaciones. Dotar del equipo, instrumental y personal médico para revertir las carencias en salud que padecen más de cien mil habitantes. Todo gobernante está obligado a cuidar la salud y vida de la población. Pero con Morena no se cumple esta obligación, y se deja a la deriva a la ciudadanía.

La actividad económica de la capital se mide por el Producto Interno Bruto Municipal, este se realiza en las siguientes actividades: Servicios de información, financieros, inmobiliarios y profesionales; comercio; industria; servicios de esparcimiento y recreación; transportes, correos y almacenamiento; servicios educativos; otros servicios no gubernamentales y servicios de salud y asistencia social (Inegi). Solo los servicios de información en medios masivos (que se ubica en el primer grupo) y el comercio al por menor (segundo grupo) concentran poco más del 50% del PIBM de Xalapa. Los empleos se ubican por orden: primero en el sector servicios, después en el comercio y luego en el sector secundario (industria). La crisis económica agravada por la pandemia incrementó de forma acelerada el desempleo. Para lograr estabilidad social, es prioritario generar más empleos y bien pagados.

Los servicios educativos en Xalapa los ofrecen más de 900 escuelas, públicas y privadas. Abarcan desde la educación inicial, formación para el trabajo, educación para adultos, normal, universidad, tecnológico y posgrado. Los docentes ocupados son más de 18,000. Hasta antes de la pandemia, el índice de reprobación y deserción de los estudiantes se concentraba en bachillerato. A partir del ciclo 2019-2020, se ha incrementado la deserción desde la secundaria. A la niñez y juventud debe atendérsele con esmero, para formar al hombre nuevo.

Para la gobernabilidad de la capital, al 2021 se ha perdido un 18% de las Participaciones de la Federación, en relación a las que llegaron el 2017. Esta drástica reducción se da principalmente en el Gasto de Inversión, es decir, por no hacer obras públicas de infraestructura. También, para el 2021 se prevé una reducción del 25% en los Ingresos Propios, los cuales provienen de impuestos y derechos que el municipio recauda (Observador de las Finanzas Públicas y Desarrollo Regional de la Universidad Veracruzana). Esta situación necesita revertirse, aplicando las políticas públicas que saquen a Xalapa del bache financiero al que se le arrastró, por el pésimo gobierno morenista de Hipólito Rodríguez Herrero.

Los males sociales y económicos que padece la capital requieren cirugía mayor. Este 6 de junio es tiempo de que los xalapeños exijamos a los aspirantes a puestos de elección popular, diputados y presidente, a comprometerse a aumentar los recursos para combatir el rezago social del municipio. Que garanticen hacer más obras y servicios para tener mejores condiciones de vida. Esto solo lo lograremos con candidatos visionarios y capaces de aplicar la ciencia en la solución de los problemas. Además, que tengan un profundo compromiso con las necesidades del pueblo trabajador. A esta exigencia llama el Movimiento Antorchista. Ni un voto más para Morena, que solo nos conduce al desastre y que traicionó al pueblo.

Compartir