La vuelta a Veracruz en un teclazo

Semana Santa y el Puerto

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Ya están a la vuelta de la esquina las vacaciones de Semana Santa, pero a diferencia de otros años, no habrá movimiento en nuestras zonas turísticas; la más afectada es sin dudarlo, la conurbación Veracruz-Boca del Río.

Tenemos aún altos niveles de contagio en la entidad. Las defunciones, en lo que va del año, superan ya las mil 500; casi 650 de estas durante este mes de febrero. A punto de cumplir el primer año del confinamiento, todavía hay gente que se rehúsa a utilizar el cubreboca, lo que impide que esto pueda terminar.

Tres meses se volvieron un año y para muchos hoteles y restaurantes han significado la muerte comercial y, los que aún subsisten, están agonizando.  Han pasado prácticamente en blanco fechas significativas para sus ingresos, como Navidad y Año Nuevo, el Carnaval y, ahora, la Semana Santa.

Esto se traduce en menos ocupación, menos ingresos para los empresarios, menos propinas para los trabajadores; pese a lo que está en riesgo, no hay filtros sanitarios serios en los lugares de mayor concurrencia, tampoco tenemos vacunas ni acceso general a pruebas de detección rápidas y no tan costosas.

La otra constante es la preocupación si esta situación se va a extender hasta las vacaciones de verano, por lo que ya muchos hoteleros y restauranteros han arrastrado el lápiz pensando en permanecer abiertos un par de meses más y, con todo el dolor de su corazón, cerrar pues ya el negocio se ha tornado incosteable.

Si usted ha decidido salir unos días en esta Semana Santa a pesar de todo el contexto, siga al pie de la letra todas las indicaciones para no contagiarse y poder reactivar ya el consumo local, pues un año ha sido como un minuto bajo el agua. Solo aplicándonos todos es como podremos salir delante de este largo, oscuro y doloroso camino.

@YamiriRodriguez

Compartir