La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

El PAN veracruzano, dividido

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

A punto de iniciar campañas y a pesar de que uno de los grandes distintivos de esta elección es la coalición electoral parcial conformada por el PAN, PRI y PRD, el panismo en Veracruz está inmerso en la más profunda de sus divisiones.

El pleito ranchero que existe entre el actual dirigente estatal del albiazul, Joaquín Guzmán Avilés y el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, les pasará una factura muy costosa después del domingo 6 de junio.

En todo este tiempo, al Chapo Guzmán no se le ha visto trabajo partidista, mucho menos operación política; por el contrario, de todos los dirigentes partidistas que hay en la entidad, es el más gris, a pesar de ser la segunda fuerza en Veracruz.

Miguel Ángel Yunes vive ensimismado y obsesionado en hacer de cualquiera de sus hijos que les gusta la grilla, Miguel o Fernando, el próximo gobernador de Veracruz, obstaculizando a todo aquel que les pueda rivalizar, cueste lo que cueste, como se vio en el proceso interno para la elección de presidente municipal de Veracruz.

Al cuarto para la hora ambos personajes se están peleando hasta la mínima posición para imponer las fichas de su grupo y desbarrancar al otro, por lo que los verdaderos panistas que hoy están agazapados, se preocupan porque seguramente se meterán el pie uno a otro, siendo el único beneficiado de su riña el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el que se supone es para ellos el enemigo a vencer.

Si ambos panistas siguen sin ver más allá de su nariz, terminarán por derruir al partido el cual, desde la era fidelista, sus líderes lo han rematado al gobernante en turno, dejando de lado la ideología, para sacar, la gran mayoría, un provecho personal. Serán también responsables de lo que se abone o se tire por la borda, para la elección del 2024 pues Veracruz, en el plano nacional, es uno de los padrones más importantes. Tenerlo es clave para cualquier partido y todo el que aspire a la sucesión presidencial y, por supuesto, a la gubernatura veracruzana. Al paso que van, se pelearán solo migajas.

@YamiriRodriguez


Comparte