La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

8 de marzo en Veracruz

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Más de medio centenar de veracruzanas han sido asesinadas en este 2021 por razones de género. Estamos a la cabeza nacional en la incidencia de este delito.  Hay docenas de desaparecidas, muchas de ellas menores de edad. Es tanta la indiferencia que lleva dos años operando un Instituto Veracruzano de las Mujeres con una encargada de despacho.

Una de las primeras acciones de la fiscal general del estado, Verónica Hernández Giadans, al ser ratificada en el cargo, fue reclasificar varios feminicidios como sólo asesinatos, lo que generó la molestia de los colectivos feministas.

En el inicio del año, cuando aún no se confirmaba el feminicidio de la nutrióloga Samara Aurora Arroyo Lemarroy, los activistas digitales del gobierno estatal hicieron gala de su nula empatía, al atacar a la familia.

En más de dos años de gobierno no se ha dado un solo anuncio, una política pública, un programa, en beneficio de las mujeres. Es la importancia que se le da a la agenda de las mujeres en la entidad.

En la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, en la efervescencia política, escucharemos a muchos decir que ellos sí son los verdaderos aliados de las mujeres, que trabajarán con y para nosotras, pero del dicho al hecho hay mucho trecho.

Tristemente seguimos ocupando también los primeros lugares nacionales en muertes maternas; aún prevalecen en varios puntos de la entidad los matrimonios arreglados de niñas.

Lejos de empoderar a nuestras niñas y jóvenes, de atender los problemas que aquejan a las mujeres, se les relega.  Ni soñar que existan ministerios públicos especializados en violencia de género que no revictimicen a las mujeres; patrullas rosas como operan en otras latitudes; programas para las emprendedoras. Nada de eso hay aquí. Así que se pueden ahorrar los discursos gubernamentales y los electorales, pues el resto del año las veracruzanas son ignoradas.

@YamiriRodriguez


Comparte