Mesa de redacción

Comparte

La invasión en Sierra Alta de Coatepec

Enrique Yasser Pompeyo

Luego de que el pasado dos de marzo fueran vinculados a proceso Ramón González Gómez, quien se ostenta como dirigente de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), y otros sujetos por apoderarse de terrenos ubicados en la zona conocida como Jinicuil Manso, congregación Tapachapan, Coatepec, se espera que los tres niveles de gobierno actúen para evitar que haya más invasiones.

Como se recordará, el presunto líder González Gómez, de manera reiterada admitió públicamente ser el autor intelectual y material de la invasión.

El argumento que daban es que son supuestos campesinos que solicitan tierras, por lo que se apoderaron de 2 mil hectáreas y pretendían que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), los declarara como terrenos nacionales y se los cediera. Para ello, falsificaron constancias de posesión y utilizaron el nombre de una supuesta localidad, “Sierra Alta”, que no existe en Coatepec.

Esto provocó la inconformidad de la población y la movilización de grupos ecologistas, quienes advirtieron que las pretensiones de la CIOAC traerían consigo un irreversible daño ecológico a la zona, al poner en riesgo la captación de agua, aunado al peligro para especies de flora y fauna.

Por ello, de acuerdo con lo que se planteó ante la Juez de Control, Norma Landa Villalba del Juzgado de Proceso y Procedimiento Penal Oral del Distrito XII, quedó acreditado que los terrenos son propiedad privada y tienen dueños -cuya propiedad constató el órgano judicial- y que los mismos fueron despojados por personas que se introdujeron de manera violenta y furtiva, sin el consentimiento de los legítimos propietarios.

De esta manera, Ramón González Gómez y los demás involucrados, deberán enfrentar el juicio dentro del proceso penal 7/21, donde el Ministerio Público los acusa de apoderarse del predio desde el 21 de julio de 2019. De resultar penalmente responsables podrían enfrentar una pena de hasta ocho años de prisión.

Ahora, se espera que tanto las autoridades federales, estatales, así como municipales, atiendan, protejan, aún más, las zonas boscosas, su flora y fauna, para evitar que sean ocupadas ilegalmente o utilizadas por otro tipo de intereses, personales o de grupo.

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte