La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

Rogelio Franco y la campaña que viene

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

La detención del ex dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Rogelio Franco Castán, es la prueba de cómo va a operar el gobierno morenista y sus aliados en este proceso electoral en contra de sus opositores.

Aunque Sergio Cadena Martínez es el actual líder veracruzano del Sol Azteca, es innegable que el ex Secretario de Gobierno seguía siendo la cabeza moral del partido, por lo que Morena aprovechó la mala relación con su ex esposa para detenerlo y convertir el asunto en un show mediático.

La familia de Franco Castán no ha dejado un minuto de comunicar.  Sus hijas mayores hicieron un video defendiendo a su papá; han expuesto a través de comunicados que se violentaron sus derechos humanos porque estaba amparado y aún así fue detenido. La audiencia será este lunes, pero tienen temor de que se utilicen triquiñuelas para proceder en su contra, sobre todo porque iba en la cabeza, en esta circunscripción en la lista de diputados federales plurinominales del PRD.

El INE aprobó el año pasado el 3 de 3 contra la violencia política de género e implementó candados para que quienes maltraten a una mujer no puedan ser candidatos. Lo que llama la atención es que algunos personajes políticos satélites de Morena salieron a aplaudir la detención, olvidándose de eso que dicen que es malo escupir para arriba, pues algunos de estos que festinaron también tienen señalamientos en el pasado de haber agredido a las novias.

Es curioso también que procedan ahora contra Rogelio Franco cuando estamos a 81 días de la elección, cuando la alianza está cuajada y va avanzando en las preferencias electorales.  Tuvieron más de dos años para hacerlo si es que actúan supuestamente apegados a la ley. Hacerlo en este momento no solo es sospechoso es hasta perverso.

@YamiriRodríguez


Comparte