Comparte

Los perredistas protestaron, marcharon, se manifestaron; especialistas en derecho argumentaron que la ley que castiga los ultrajes a la autoridad en Veracruz caerá como ha caído en otros estados… pero nada de eso valió: Rogelio “N” seguirá preso durante los próximos 8 meses.

Al ex secretario de Gobierno le espera un desgastante proceso legal; con seguridad recurrirá al amparo e interpondrá una queja ante las instancias defensoras de los derechos humanos. Su diputación está en juego. Veremos cómo le va.


Comparte