Alumnos UV, apoyados por el MUNAL, desarrollan software y apps

Comparte

Redacción Hora Cero

Estudiantes de segundo semestre de la Maestría en Sistemas Interactivos Centrados en el Usuario de la Universidad Veracruzana (UV), en coordinación con el Museo Nacional de Arte (Munal) de la Ciudad de México, colaboran en un proyecto que pretende acercar el arte a personas con discapacidad sensorial, a través del desarrollo de software y aplicaciones móviles. 

Los jóvenes de este programa educativo adscrito a la Facultad de Estadística e Informática y reconocido por el Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), son dirigidos por José Rafael Rojano Cáceres. 

El académico explicó que estos trabajos derivan del proyecto “Educación y tecnología inclusiva para el Museo Nacional de Arte”, cuyo objetivo es proveer al Munal con tecnología educativa e inclusiva para que las personas con discapacidad visual y auditiva tengan acceso a la información a través de un proceso mediado. 

Entre dichas acciones, también se desprende la realización de recorridos virtuales al Munal para dicha comunidad, mismos que iniciaron el año pasado, “pero la idea no sólo es mostrarles las obras, sino que también participen, se comuniquen, externen sus dudas y nosotros brindarles respuesta a todas ellas”. 

Precisamente, el pasado 22 de febrero tuvo lugar el primer recorrido de 2021 con la participación del programa Casa Sorda de la Dirección de Actividades Artísticas de la Secretaría de Educación de Veracruz, quienes brindaron la interpretación para estudiantes con discapacidad auditiva mediante la Lengua de Señas Mexicana. 

Rojano Cáceres destacó que durante muchos años se ha trabajado en el tema de inclusión de estudiantes sordos al interior de la UV, lo cual derivó en una gran cantidad de proyectos de investigación ya consolidados. 

Como resultado de lo anterior, en junio de 2020 incursionaron en el desarrollo de aplicaciones móviles inclusivas, aspecto que también lo vinculó con el Munal, espacio que alberga una colección representativa de arte mexicano, desde la era virreinal hasta la década de 1950. 

Actualmente se encuentran en la etapa de vinculación y sensibilización de las personas con discapacidad sensorial mediante los recorridos virtuales a través de las plataformas Zoom y Meet. 

Sin embargo, la creación de software y aplicaciones a cargo de los jóvenes egresados de la Licenciatura en Tecnologías Computacionales coadyuvarán al proceso de inclusión tecnológica y mejorarán el acceso a la información de este sector, algo en lo que ya se enfoca el esquema Munal + Educa. 

“Nos encontramos en una fase de construcción, estamos realizando prototipos de baja fidelidad y contemplamos algunos recorridos de algunas obras, en mi caso estoy viendo la forma de validarlo y hacerlo accesible para personas con discapacidad visual”, dijo José Luis Parada Cruz. 

Precisó que el primer paso fue conocer a los usuarios, observar sus necesidades y adentrarse a la investigación científica. 

  Son aspectos que deben cuidarse y tomarse en cuenta para poder construir aplicaciones que en realidad tengan un funcionamiento correcto y satisfagan las necesidades del usuario, agregó. 

También compartió que desde niño tuvo un apego con esta comunidad pues su mamá era maestra en un Centro de Atención Múltiple. 

“Siempre tuve acercamiento con personas con distintas discapacidades, fue un área en la que quería trabajar y aportar algo; ahora, en la maestría encuentro algo que me gusta y apasiona, y es una satisfacción muy grande poder hacerlo. 

Andrés Eduardo Fuentes Cortázar comentó que en la licenciatura hizo un proyecto para la comunidad sorda, y a partir de esa experiencia le interesó continuar bajo ese enfoque. Ahora, su prototipo será en beneficio de personas con discapacidad auditiva. 

Subrayó que últimamente los dispositivos móviles han tenido un gran auge dentro de la sociedad, y tanto personas oyentes como sordas hacen uso de éstos. 

Desafortunadamente, este último sector suele enfrentarse a ciertas dificultades a la hora de hacer uso de estas aplicaciones móviles, pues tardan en realizar sus actividades, o bien no las logran concretar. 

Resaltó que, de acuerdo con una investigación previa, son insuficientes los estudios sobre el desarrollo de esas aplicaciones móviles que tomen en cuenta las necesidades de los usuarios sordos. 

 Es por ello que su trabajo consiste en el desarrollo de una guía de diseño de interfaces móviles para usuarios con este tipo de limitación. 

Cualquier aportación para la comunidad sorda es muy significativa, faltan muchas cosas por realizar y también se busca incitar a personas de diferentes ramas para que contribuyan.” 

En tantoRoberto Alejandro Hernández Enríquez comentó que dentro de la licenciatura desarrolló una aplicación para el Museo de Antropología de Xalapa. 

Justamente, cuando eligió el tema se dio cuenta de los avances que había en distintas áreas, pero no para disminuir o erradicar las barreras que enfrentan personas con discapacidad visual o auditiva. 

En la actualidad, al igual que su compañero Luis, realiza una aplicación móvil para la comunidad sorda. 

Hasta el momento llevamos la parte de análisis y diseño, el Munal nos está ayudando mucho, la idea que ellos tienen de cómo sería la aplicación aún no es del todo clara, hemos tenido dificultades, pero eso es normal en todo proyecto.” 

Al precisar que los proyectos son financiados por el Conacyt, 

José Rafael Rojano agradeció el respaldo de Patricia Torres y Ariadna Gómez, del Departamento Munal + Educa, quienes actualmente les imparten un curso sobre la metodología de mediación. 

Destacó que el reto para sus estudiantes está en el proceso de comunicación, acercamiento con la comunidad y en la forma de interacción. “Tenemos que cambiar y pensar en otras soluciones, hacer un trabajo de inclusión. 

Asimismo, anunció la creación del Laboratorio de Inclusión y Accesibilidad, desde donde se impulsarán diversas investigaciones, con la participación de la Universidad Autónoma de Baja California Sur y colectivos de personas ciegas a nivel nacional. 

 

 


Comparte