Hora cero

Comparte

Feminicidios, historias de impunidad

Uno menos en la elección de Xalapa

 

Luis Alberto Romero

El pasado 8 de marzo, la comisionada nacional para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, Fabiola Alanís Sámano, informó que de las 32 entidades federativas del país, 18 tienen alerta de violencia de género. Dos cuentan con dos alertas, Estado de México y Veracruz, por feminicidio y desapariciones forzadas.

En todo el país, desde la Secretaría de Gobernación se han implementado 425 medidas; en el caso de Veracruz está en proceso la Fiscalía de Feminicidio y Trata de Personas.

El problema no sólo tiene que ver con las agresiones contra las mujeres, sino con la impunidad que ha prevalecido en esos casos; la fuente indica que sólo se sanciona el 6 por ciento de los delitos relacionados contra las mujeres. Es una cifra que debe llamar a la reflexión sobre la necesidad de fortalecer las acciones que buscan combatir la violencia.

En la entidad veracruzana hay dos alertas de género pero podría haber tres o más y no habría diferencia: la violencia contra las mujeres no se ha frenado y los feminicidios siguen prácticamente igual.

Durante los primeros dos meses del año se registraron en todo el país 142 feminicidios; Veracruz concentra 14; es decir, 1 de cada 10 casos nacionales tiene su origen en la entidad.

En 2020, en todo el país se consignaron 942 casos; Veracruz colaboró con 79 a las cifras nacionales.

Desde diciembre de 2018, cuando inició la presente administración estatal, 212 mujeres han sido asesinadas por razón de género. En promedio, 7.8 víctimas cada mes, de acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En Veracruz, de 2016 a la fecha, en los últimos cinco años y dos meses, se han registrado 456 feminicidios. Las alertas de género, evidentemente, no han servido de mucho para frenar este delito y lo peor es que en la gran mayoría de los casos ha prevalecido la impunidad.

 

Uno menos en la elección de Xalapa

Por la tarde del viernes trascendió que la dirigencia estatal del PRD en Veracruz decidió bajar a Cuauhtémoc Velázquez Martínez de la contienda por la presidencia municipal de Xalapa, luego del peso “social”, “político” y “judicial” que tuvieron los expedientes familiares de su negativa a dar pensión alimenticia a sus hijos.

Parece que al aspirante a la alcaldía le pesó su azarosa relación con su ex pareja Armida Ramírez Corral, quien hoy se encuentra presa en un penal federal femenil de Morelos.

A pesar de todos sus afanes, Cuauhtémoc Velázquez se queda fuera de la contienda.

A través de sus redes sociales, el ex aspirante a la alcaldía anunció que se bajaba de la contienda e hizo un llamado a la unidad en torno a Xalapa.

 

El zigzagueo de doña Elmo

Los días de gloria de Elizabeth Morales en la actividad política pasaron hace una década, cuando ganó la presidencia municipal de Xalapa logrando una votación histórica.

Antes, en 2006, fue electa como diputada federal; pero cuando buscó repetir en el cargo, en 2015, fue derrotada de forma contundente.

La ex alcaldesa de Xalapa intentó por todos los medios un acercamiento con Morena, con la intención de subirse al barco de la llamada 4T, pero fue rechazada.

Este viernes fue presentada como nueva delegada en Veracruz del partido Redes Sociales Progresistas, vinculado a la maestra Elba Esther Gordillo.

De partido en partido, parece que el futuro político de la ex lideresa estatal del PRI se vuelve sombrío. @luisromero85


Comparte