Mesa de redacción

Comparte

Luis Zárate y Salgado Macedonio

Enrique Yasser Pompeyo

Como se sabe, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó retirar la candidatura por Morena a Félix Salgado Macedonio, quien busca la gubernatura de Guerrero, por no presentar en tiempo y forma su informe de gastos de precampaña; además, en ceros.

Los consejeros fundamentaron la decisión con base en la Ley General del Instituciones y Procedimientos Electorales, la cual establece en su artículo 229, numeral 3, que, si un precandidato incumple la obligación de entregar su informe de ingresos y gastos de precampaña dentro del plazo establecido, no podrá ser registrado como candidato, y aquellos que no resulten abanderados, pero tampoco entreguen su comprobante, serán sancionados.

En respuesta, Morena y Macedonio respondieron que el partido no registró ante la autoridad electoral ningún proceso interno, sólo la “encuesta”.

Es precisamente en este aspecto donde surgen las dudas y las interrogantes en el estado de Veracruz, particularmente en el distrito local con cabecera en Coatepec.

Si Morena no registró ante el Organismo Público Local Electoral (OPLE) ningún proceso interno de precampañas, ya que elegirá a sus candidatos a diputados locales por medio de una encuesta, entonces a qué se debe todo el dispendio que ha venido realizando Luis Ronaldo Zárate Díaz.

En su intención por obtener la candidatura ha hecho un derroche de recursos, pues en todo el distrito ha repartido trípticos, ha colocado lonas, ha entregado calendarios, botellas de gel antibacterial y hasta mandó a imprimir playeras con su nombre y los colores de Morena.

Para las bases morenistas estos hechos son actos anticipados de campaña, por lo que los entes electorales deben estar pendientes de las acciones en las que incurre Luis Zárate.

Por lo que se observa, quienes controlan al partido, se están arriesgando a perder no sólo a su “delfín”, sino también el distrito y todo por no respetar las normas establecidas en las leyes.

LOS OTROS ASPIRANTES POR XALAPA

Ante el escenario de que no se concrete la alianza en Xalapa entre el PRI, PAN y PRD para la presidencia municipal, los ciudadanos se preguntan, entonces, ¿por quién votar?

Si bien la población más vulnerable, beneficiada con dinero público, a través de los programas federales, votará por Ricardo Ahued Bardahuil, hay quienes ven como otra opción viable, real y seria, al ex rector de la Universidad Veracruzana, Raúl Arias Lovillo.

Si bien como abanderado de Movimiento Ciudadano (MC) significará todo un reto, Arias Lovillo es bien visto y contaría con el respaldo de varios sectores, como la comunidad académica y generaciones de egresados.

Otra alternativa es Uriel Flores Aguayo, quien será abanderado por el partido político PODEMOS.

Ha sido en dos ocasiones diputado local y también fue legislador federal. Con una amplia trayectoria ha participado en movimientos de izquierda y cuenta con suficiente experiencia.

Los xalapeños deben analizar si a Ricardo Ahued Bardahuil, más allá de sus buenas intenciones, le permitirán administrar de manera libre o le ocurrirá lo mismo que a Pedro Hipólito Rodríguez Herrero.

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte