Pandemia, deforestación y estiaje amenazan la acuacultura regional

Comparte

Francisco De Luna /

Xalapa, Ver.-Los criadores de trucha reportan pérdidas económicas del 50 por ciento durante el primer cuatrimestre de 2021. Se trata de tres factores que generaron estas afectaciones: pandemia, deforestación y estiaje.

Maximino Muñoz Higuera, uno de los productores comentó que incluso el pez también escaseó, pues registraron que la producción cayó 40 por ciento.

«Nos empezábamos a preocupar porque venía la gente a comprar y les decíamos, no tenemos» y buscaban en varias granjas de truchas y los clientes recorrían varios estanques, sin tener éxito.

Además, les preocupa el estiaje, porque han disminuido los niveles de afluente del Pixquiac y en el caso de Maximino se ha visto en la necesidad de rentar otro espacio río arriba donde hay un poco más de agua.

Explicó que al nivel de Rancho Viejo de casi mil 400 metros sobre el nivel del mar, las truchas morirían porque las corrientes de agua no abastecen y por lo tanto no es el oxígeno suficiente para esta especie de peces.

«Para esta temporada de calor, para ellas el agua está tibia y debe estar fría, entre más fría esté mejor para ellas y por eso no se puede cultivar».

Próximamente arrojarán a los estanques los alebines que sirven para repoblar los estanques, pero tardarán ocho meses para alcazar su edad adulta.


Comparte