Mesa de redacción

Comparte

Inseguridad, sin freno

Enrique Yasser Pompeyo

A pesar de que las autoridades federales y estatales aseguran que los índices delictivos han disminuido en el estado de Veracruz, lo cierto es que en todo el territorio continúan los hechos violentos.

Aunque se desconoce si los asesinatos son cometidos por integrantes de alguna de las diferentes bandas criminales que operan en la entidad o, incluso, por elementos policiales, los cuerpos hallados presentan huellas de violencia, con las manos y pies atados, y los ojos vendados.

Apenas este miércoles fue encontrado el cuerpo de una persona del sexo masculino a un costado de la carretera Córdoba-Puebla, en las Cumbres de Maltrata.

En el mes de febrero, en el mismo tramo carretero fue dejado el cuerpo de otro hombre ejecutado y por quien habían pedido una fuerte cantidad de dinero para entregarlo.

En Misantla, en un camino que conduce al rancho La Loma fue localizado el cuerpo de un taxista que había sido reportado como desaparecido.

En San Rafael, el cadáver de un varón fue hallado en un barranco. El cuerpo presentaba heridas de arma punzocortante.

Los discursos oficiales de los gobiernos distan mucho de la violencia e inseguridad que aquejan a todas las familias veracruzanas.

Las cifras, los números se pueden modificar, maquillar, pero no los hechos sangrientos.

Las autoridades están más preocupadas por las elecciones del próximo 6 de junio que combatir a las bandas del crimen organizado que secuestran, violan y asesinan.

Hoy, la población veracruzana se encuentra abandonada y dejada a su suerte ante la indolencia oficial.

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte