Mesa de redacción

Comparte

Candidatos agredidos y detenidos

Enrique Yasser Pompeyo

A pesar de los dichos del secretario de Seguridad Pública de Veracruz, Hugo Gutiérrez Maldonado, en el sentido de que la dependencia a su cargo no acosa a candidatos que integran la coalición entre el PRI, PAN y PRD, la realidad es otra.

Resulta sospechoso que sólo los abanderados de la coalición “Veracruz Va” han sido detenidos y no de Morena.

De entrada, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) acusa que, por lo menos dos de sus candidatos, son perseguidos políticos. Se trata de José Homero Domínguez Landa, quien busca la diputación local por Perote y de Enrique Hernández Delfín, alias “El Gallo”, quien va por la alcaldía de Ixhuatlán del Café.

Asimismo, en Playa Vicente, en un par de comunidades, fueron violentados representantes generales del tricolor; personas armadas ingresaron a sus domicilios, les quitaron credenciales de elector y los amenazaron de no participar en el proceso electoral.

En Tantoyuca y Atzalan fueron detenidos militantes de los partidos de la alianza Va por México, PAN-PRI-PRD; “de manera por demás sorprendente, les adjudican la portación de armas de fuego o algún otro material que conlleve a una detención”, refirió Marlon Ramírez.

Además, de acuerdo con los reportes, se utilizaron grupos de choque para intimidar a los votantes. Las situaciones violentas se presentaron previo y durante la jornada electoral en municipios como Chicontepec, Playa Vicente, Pánuco, Ixhuatlán del Café, entre otros.

En Pánuco fueron detenidas alrededor de diez personas en el puente al ingresar a la ciudad, quienes portaban armas blancas punzocortantes, grupos de choque que ahora están a disposición de las autoridades.

Tampoco se debe olvidar las acciones que se implementaron desde la Fiscalía General del Estado contra Rogelio Franco Castán, candidato a diputado federal plurinominal; Gregorio “Goyo” Gómez Martínez, quien buscaba la alcaldía de Tihuatlán, y Nicolás Ruiz Roset, la presidencia municipal de Minatitlán, los tres detenidos y del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

A todo esto, se suman los actos violentos, como, por ejemplo, en Sayula de Alemán, donde sujetos armados agredieron a quienes se encontraban en la casa de campaña de la candidata del sol azteca a la alcaldía, Yuliana Sánchez; además, quemaron una camioneta y dañaron otras, incluida la del abanderado a la diputación federal, Fredy Ayala.

Como se observa y para los partidos opositores, no hubo equidad en la contienda, por el contrario, hubo diversas irregularidades que incidieron en la jornada electoral.

Pero, además, tanto el gobierno federal como el del estado, incumplieron con el deber legal de brindar seguridad a los candidatos, pues como se recordará, el abanderado de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cazones, René Tovar, fue acribillado; del mismo partido también hubo asesinatos en Cajeme, Sonora, y Moroleón, Guanajuato.

Ante estos hechos y pese a los discursos oficiales, en diferentes regiones del estado de Veracruz hay focos rojos como en Coxquihui, Coyutla, Chumatlán, Ixhuatlancillo, Huatusco, Mixtla de Altamirano, entre otros.

Se espera que las autoridades cumplan con su obligación de brindar seguridad para el traslado de los paquetes electorales y no haya situaciones que lamentar.

La violencia no debe desbordarse, porque al final, quienes pierden, son todos los veracruzanos.

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte