Hora cero

Comparte

Elecciones en Veracruz, el recuento

Escenarios rumbo a 2024

Luis Alberto Romero

Con la atracción de los cómputos de nueve municipios de Veracruz, por parte del OPLE, el proceso local electoral está a punto de llegar a su fin; y sólo faltarán las impugnaciones y los recursos legales de quienes se sienten afectados por irregularidades.

En términos generales, para los partidos opositores a Morena, la del domingo 6 de junio fue una jornada electoral para el olvido en Veracruz.

En la contienda para diputados locales, la alianza Morena-PT-Verde ganó casi el 87 por ciento de las posiciones en disputa, 25 distritos y una curul en la que el Movimiento decidió ir sólo.

La alianza PAN-PRI-PRD sólo triunfó en 4, Boca del Río, Huatusco, Misantla y el 15 de Veracruz. Fue una catástrofe para esos partidos, porque todos vieron como sus números se desplomaron con relación a las anteriores dos elecciones, la de 2017 y 2018.

Algo parecido ocurrió en la elección para alcaldes: en solitario, Morena ganó 18 municipios, además de otros 69 en los que fue en alianza con el Verde y el PT. La votación del partido en el poder superó una vez más el millón de votos.

En PAN, que era gobierno en más de 110  municipios, gobernará ahora sólo 13 en solitario, y 21 más en alianza con PRI y PRD. De una elección  a otra, el blanquiazul perdió más de la mitad de sus votos: de más de un millón 400 mil logrados en la contienda por la gubernatura en 2018, ahora sólo tuvo 511 mil.

Igual ocurrió con el PRI: en los comicios de 2018, el tricolor tuvo 530 mil votos, en números redondos; en la jornada del domingo, la cifra cayó a 382 mil. Nunca antes el otrora partido aplanadora había caído tanto.

En el proceso de 2017, el PRD ganó 58 municipios; sin embargo, hoy sólo logró 5 alcaldías en solitario y 21 en alianza, con candidatos externos.

En la contienda por los ayuntamientos, Morena barrió: ganó Pánuco, Tuxpan, Poza Rica, Papantla, Martínez de la Torre, Xalapa, Córdoba, Cosamaloapan, San Andrés Tuxtla, Minatitlán y Coatzacoalcos, entre muchos otros. En alianza, PAN-PRI-PRD sólo conservaron el Puerto de Veracruz (cuyo resultado está en veremos, pues el caso se definirá en tribunales), Orizaba, Boca del Río, Perote y Atzálan.

El dirigente estatal del PAN, Joaquín Guzmán Avilés, perdió las elecciones para diputado local y federal en su municipio, donde se supone que mantiene la hegemonía política; el del PRD, Sergio Cadena Martínez, también perdió en su municipio, Catemaco, donde había organizado la mayor concentración de personas durante la campaña.

Con la única excepción de José Francisco Yunes, quien ganó la diputación federal por el distrito de Coatepec, los ex dirigentes estatales del PRI, Américo Zúñiga, Adolfo Mota, Renato Alarcón y Alberto Silva, perdieron sus respectivas elecciones, al igual que el ex dirigente del PAN, José de Jesús Mancha.

 

Escenarios rumbo a 2024

De cara a la sucesión de 2024, dentro de Morena sólo se observan dos nombres, Rocío Nahle García y Ricardo Ahued Bardauil; en el PAN, con Miguel Ángel Yunes Márquez en problemas, citado en Pacho Viejo y con una elección por Veracruz que se va a los tribunales, la figura de Julen Rementería adquiere mayor peso y relevancia; y por el PRI, los mejores resultados, los únicos rescatables, han sido los logrados por Juan Manuel Diez Francos en Orizaba, y José Francisco Yunes Zorrilla en Coatepec.

El principal problema para la alianza PAN-PRD-PRI, si es que se concreta una vez más, es que en 2024 enfrentará en Veracruz a un partido, Morena, que tiene el gobierno del Estado, los tres poderes y el control en la mayoría de los municipios. @luisromero85


Comparte