Mesa de redacción

Comparte

Alcalde de Banderilla y el año de Hidalgo

Enrique Yasser Pompeyo

Ya pasaron las elecciones en Banderilla, pero la efervescencia parece que todavía no desaparece.

La fractura al interior de la administración que encabeza el presidente municipal Juan Manuel Rivera González sigue creciendo.

Al siguiente día de la jornada electoral del 6 de junio, el alcalde llegó a correr gente con el pretexto de que no hay recursos para el último semestre de la administración.

Los 10 empleados afectados son de las direcciones de Cultura, Comude, Registro Civil, Parque Vehicular, Catastro, DIF y Comisión de Agua, quienes argumentaron que fueron despedidos sin justificación alguna.

Al alcalde todo le cae como anillo al dedo. Únicamente su primer año de gobierno supuestamente trabajó, después le cayó la pandemia, luego llegaron las elecciones y como él mismo dice: “tan, tan”, se acabó su gestión; hora de cargar maletas y a esfumarse (eso sí le sale muy bien).

Hoy, el presidente aprovecha la costumbre y tradición de recortar personal después de una elección y así guardarse ese dinerito para su tan anhelado retiro.

Sabe que con el gris desempeño que realizó durante su gestión, además de traicionar el voto de confianza que le dieron los banderillenses a él y su esposa, a pesar de no ser del municipio, ella acapulqueña y él chilango, después de haberse escondido y abandonado a los ciudadanos durante los momentos más difíciles de la pandemia, hoy corre a su equipo que le ayudó a ser presidente municipal; de sobra sabe que nadie volverá a confiar en él, su corta carrera política hasta ahí llegó.

Los afectados piden nuevamente la intervención del Congreso del Estado, pues aseguran que el alcalde ya realizó y entregó la documentación al sindicato que encabeza la directora de Protección Civil, Luz Amira Araujo Ceballos para dejar basificados a más de 20 empleados, entre ellos, los familiares del alcalde, sus primas Yesenia Sánchez González, quien labora en la Comisión Municipal de Agua Potable, así como Laura Isabel Sánchez, quien es esposa de su primo Cristian Manuel González; además, el director de la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil, Rubén Darío, esposo de la síndica Nieves Vérula Zayas Uncal.

Para tapar los malos manejos de los recursos del alcalde y del director de Obras Públicas, Marco Antonio Morales Padilla, pretenden también dejar basificada a la tesorera Erika Yesenia Sosa Bibiano.

Cabe mencionar que Marco Antonio Morales, director de Obras Públicas, en días pasados, presuntamente, habría sido denunciado en la Secretaría del Trabajo por una joven beneficiada del programa “Bécalos” en donde lo señala por acoso laboral (tema que abordaremos en otra ocasión).

Además, piden investigar a la directora de Protección Civil, Luz Amira Araujo Ceballos y al auxiliar de Tesorería, Marco López, quienes engañan a empleados y les piden “moches” para obtener plazas en el sindicato.

Un golpe fuerte y severo daño a la administración municipal esperan al próximo alcalde electo David Sangabriel Bonilla, quien, además, durante su campaña, dijo que una de sus principales prioridades será entrar con todo el personal nuevo, sin antecedentes de corrupción, ciudadanos con un perfil honorable.

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte