Hora cero

Comparte

IPE, pago a jubilados y fortalecimiento del patrimonio

Luis Alberto Romero

En el Instituto de Pensiones del Estado atrás quedaron los tiempos en los que era común el retraso en los pagos; hoy se cubre puntual la nómina de pensionados.

El IPE dio a conocer que este miércoles se llevó a efecto el pago a los pensionados, correspondiente a junio.

El Instituto dispersó 535 millones de pesos, con lo que cubrió las pensiones y el incremento a los derechohabientes de la Universidad Veracruzana, equivalente al 3.4 por ciento.

El incremento a los jubilados de la UV es en la misma proporción que el aumento acordado por la UV al personal activo; beneficia a 3 mil 603 pensionados de la Universidad.

El IPE, que dirige Daniela Griego Ceballos no sólo ha respondido bien en  el tema de las pensiones, sino que ha fortalececido el patrimonio de la derechohabiencia, incrementando el valor del portafolio inmobiliario, el Fondo de la Reserva Técnica, y recuperando adeudos por cuotas y aportaciones de los entes incorporados.  Son logros importantes de la actual administración del Instituto.

Hoy está olvidado el pasado reciente del sistema estatal de pensiones, pero para ponderar en su justa dimensión el actual desempeño de los responsables del Instituto, vale la pena recordar los hechos registrados el 23 de diciembre de 2015, cuando un grupo de jubilados realizaba un bloqueo en la céntrica avenida Enríquez de Xalapa, para reclamar el pago de sus pensiones.

En aquella ocasión, los manifestantes no recibieron su dinero, lo que les dieron fueron golpes y una agresión brutal por parte de la policía estatal veracruzana.

La imagen de un hombre de la tercera edad, amputado de una de sus piernas, con muletas y visiblemente disminuido por el paso de los años aún queda en la memoria de los testigos del hecho. Sin piedad, los policías veracruzanos que participaron en el operativo se lanzaron con el PR 24 por delante, un tolete que usan los granaderos para dispersar gente a base de golpes.

Con escudos, bastones y descargas eléctricas trataron a los ancianos, que no hacían otra cosa más que reclamar sus derechos, ante la indiferencia de un gobierno  que perdía el control.

Posteriormente, el gobierno de Javier Duarte, entonces gobernador, emitió una explicación patética: aseguró que el pago de pensiones ya se había realizado; el ejecutivo apuntó “he instruido hacer una minuciosa investigación para deslindar responsabilidades…”.

La investigación, por supuesto, nunca se llevó a efecto y ni siquiera se integró una carpeta en la fiscalía estatal.

Tres años después, al inicio de la actual administración, el gobernador veracruzano, Cuitláhuac García, emitió una disculpa pública a las víctimas de la brutalidad policiaca, pero todavía no hay acciones contra los responsables de esos hechos.

Lo que sí hay es un cambio importante no sólo en el pago a tiempo de las pensiones, sino en el trato a los derechohabientes.

El IPE es de las dependencias de la administración veracruzana que sin hacer mucho ruido, cumple con creces su encomienda, porque hoy se cubre la nómina puntual; se fortalece el patrimonio del organismo; y se trabaja en aumentar el valor del patrimonio inmobiliario, así como el Fondo de la Reserva Técnica. @luisromero85


Comparte