Alcaldes y Gobernadores

Comparte

Hidalgo para Morena

Por Gustavo Rentería*

Integralia Consultores anticipa el triunfo de Morena en cinco de ocho gubernaturas que se disputarán en 2022 y 2023. En otras palabras, esta casa fundada por Luis Carlos Ugalde, nos ofrece un escenario catastrófico para los que odian a López Obrador: llegaría la coalición Juntos Haremos Historia a la sucesión del 2024 con el control de 21 entidades.

El próximo año están en juego Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas y Oaxaca. En dos años, se competirá por Coahuila y Estado de México.

En este espacio, especializado en la observación de los mandatarios estatales, ofreceremos información interesante para el lector, sobre los procesos electorales que se aproximan. En esta ocasión nos concentraremos en Hidalgo.

El Partido Revolucionario Institucional perderá esta importante plaza. Omar Fayad le entregará las llaves de su despacho a un opositor. Massive Caller, de acuerdo a su más reciente estudio demoscópico, indica que el grupo del Presidente obtendrá 50 por ciento de los votos, mientras el PRI sólo obtendrá 20.7 por ciento de los sufragios. Acción Nacional recibiría 7.1 de la intensión de voto, y un candidato independiente el 5.1 %

Entre los priístas que perderían la elección están Israel Félix Soto, Carolina Viggiano Austria y David Penchyna Grub. Entre los panistas que también perderían las elecciones están Xóchitl Gálvez, Hazael Hernández Cerón y Cornelio García.

Los morenistas que se pelean la candidatura, y por ende la gubernatura de Hidalgo están Francisco Javier Berganza, Cuauhtémoc Ochoa, Ricardo Raúl Baptista, Julio Ramón Menchaca y Damián Sosa Castelán.

Que nadie se engañe: aunque harán la faramalla de la encuesta al interior del Movimiento de Regeneración Nacional, el candidato oficial será quien señale con su dedo el Presidente de la República. ¿Acaso no es una prerrogativa metaconstitucional del Jefe de Estado en turno, de palomear las listas de aspirantes, sin importar el partido?

Pero en el fondo, más allá del triunfo de Morena en Hidalgo, lo que pasará en las urnas es el rechazo a Omar Fayad. Reprobarán el mandato del gobernador tricolor saliente.

Fayad logró su objetivo: convencer a Peña Nieto para ser señalado, pero nunca convenció a los hidalguenses.

*Periodista, editor y radiodifusor
@GustavoRenteria
www.GustavoRenteria.mx


Comparte