Mesa de redacción

Comparte

Los “suicidios” de San José

Enrique Yasser Pompeyo

¿Qué sucede en el cuartel San José de Xalapa? ¿Qué pasa con los elementos policíacos del estado de Veracruz?

Con el presunto suicidio de una persona este fin de semana, suman tres casos.

Hay interrogantes, dudas, sospechas.

Los familiares de las otras dos personas que se “suicidaron” han denunciado irregularidades y anomalías cometidas por las autoridades.

Lo peor es que la Fiscalía General del Estado, a cargo de Verónica Hernández Giadáns, poco o nada ha hecho con respecto a las investigaciones, como lo han denunciado los deudos.

Resulta sospechoso que los detenidos por faltas administrativas tomen la decisión de quitarse la vida.

Baste recordar el caso del joven serigrafista Carlos Andrés Navarro Landa.

Como se informó en su momento, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública lo detuvieron porque supuestamente se encontraba escandalizando en la vía pública; los hechos ocurrieron en el fraccionamiento Los Cántaros.

Como se recordará, en un video que circuló en redes sociales se observa al joven rodeado de aproximadamente 10 policías, al tiempo que grita: “¡me quieren secuestrar!”.

Una vez detenido fue llevado a los separos del cuartel de San José y hasta el otro día por la tarde se informó a sus familiares que había fallecido supuestamente a causa de un infarto.

Sin embargo, para su madre, la causa de su muerte habría sido por golpes. De acuerdo con lo informado por su familia, Carlos Andrés Navarro presentaba lesiones en su cuerpo y rostro.

En el caso del comerciante Gustavo Ortiz Hernández sucedió lo mismo.

Fue detenido presuntamente por extorsión y horas más tarde fue reportado su deceso dentro del cuartel.

Los familiares fueron claros en sus señalamientos: “Lo reventaron a golpes”.

Incluso, indicaron que de la Secretaría de Seguridad Pública que encabeza Hugo Gutiérrez Maldonado les dijeron que las cámaras de videovigilancia de San José no funcionan.

“Ya con eso se la quitan, no quieren entregar los videos porque no les conviene, saben que lo golpearon hasta matarlo”, acusaron.

Con el tercer caso ocurrido este domingo, ¿habrá alguien que piense que todo ha sido casualidad?

Los familiares acusan que tanto la Fiscalía General del Estado como la Secretaría de Seguridad Pública encubren y protegen a los policías que presuntamente asesinaron a Carlos Navarro y a Gustavo Ortiz.

Lo que exigen y demandan los familiares es justicia.

¿Qué espera el gobernador Cuitláhuac García Jiménez para actuar?

¿A qué le tiene miedo o a quién? ¿O simplemente no le importa?

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte