¿Existen condiciones para la apertura de escuelas al nuevo ciclo?

Comparte

Juan Carlos Ventura Rosas
Secretario General del SETAM

En un artículo escrito con anterioridad, mencionamos sobre la falta de mantenimiento y abandono en la que se encuentran actualmente la gran mayoría de escuelas en nuestro país debido al confinamiento a causa de la covid-19, en esta ocasión abordaré el tema desde otra arista no menos importante. La maestra Delfina Gómez Álvarez, actual titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), junto con funcionarios de esta dependencia y sin dejar de lado al licenciado Andrés Manuel López Obrador (AMLO), comparten la responsabilidad de garantizar que millones de estudiantes retornen al próximo ciclo escolar de manera segura en pleno auge de la tercera oleada de contagios a causa del virus SARS-CoV-2, el cual ha cobrado la vida de 234,675 ciudadanos. AMLO, la maestra Delfina y la SEP, planearon la apertura de escuelas a clases presenciales durante los meses de mayo y junio en los estados que estaban con semáforo epidemiológico en verde, sin embargo padres de familia no respaldaron el llamado que las autoridades realizaron y sencillamente no enviaron a sus hijos a las escuelas debido a que consideraron que los planteles no contaban con las condiciones mínimas de seguridad sanitaria y los expondrían a un riesgo, además que solo faltaba un mes para que concluyera el ciclo escolar. No tuvo que pasar mucho tiempo para que la realidad diera la razón a los tutores ya que, las autoridades escolares tuvieron que suspender su experimento de clases presenciales debido a que algunos estudiantes se contagiaron por el mortal virus, los casos más sonados se presentaron en Campeche, Nayarit y la Ciudad de México.

Un estudio publicado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), mostró que el 81% de las escuelas no cuentan con las condiciones mínimas de sanidad y el aforo de 25 alumnos por docente rebasa la cantidad de alumnos recomendado por la OCDE. En muchas escuelas de nuestro país, en condiciones normales, son hacinados hasta 50 estudiantes por maestro y esto no es culpa de los docentes, sino del mismo sistema que no crea las condiciones para que existan más infraestructura escolar en todo el territorio nacional, este amontonamiento de educandos en época de pandemia es una trampa mortal para todos. Se recomienda que no debe haber más de 10 alumnos por aula.

Otro factor de riesgo que hay que tomar en cuenta es que aproximadamente 816,000 maestros del sistema educativo nacional padecen alguna enfermedad asociada que lo puede poner en riesgo frente a la pandemia de covid-19, esto equivale al porcentaje del 68% de docentes enfermos con diabetes e hipertensión, así mismo se considera que más del 23% de los docentes es mayor a 60 años, el 5.4% de la maestras pasa por un embarazo y el 3.2% padece cáncer o lupus. Esto es un dato importante a considerar para el regreso a clases presenciales.

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), recomendó que se realizara una evaluación de la infraestructura de cada escuela tomando en cuenta la característica específica de ventilación en las aulas para garantizar la buena calidad del aire y minimizar la exposición de contagios de la covid-19. Las aulas que vayan a ser ocupadas deben procurar buena ventilación con la certeza de circulación y renovación del aire y en caso de no contar con aulas ventiladas, recomendaron el uso de carpas o espacios alternativos en ambientes abiertos y que se mantenga la distancia mínima de 1.5 metros entre alumnos.

La prioridad inmediata en México es evitar más brotes de la covid-19 y esto solo se puede realizar fortaleciendo los sistemas de salud y acelerando la vacunación, ya que con el pasar de los días las nuevas cepas hacen que los médicos e investigadores trabajen más para encontrar nuevas formas de terminar con esta enfermedad y la preocupación de científicos en el mundo se enfoca sobre la variante Delta que está afectando a la juventud mexicana, por lo que es necesario implementar la vacunación a niños y adolescentes de inmediato para librarlos del virus. La Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” (FNERRR) ha realizado marchas pacíficas y cadenas humanas en las ciudades más importantes del país con el único fin de que sean vacunados los estudiantes antes de que regresen a las aulas, sin embargo las autoridades educativas los han ignorado. Los estudiantes tienen razón, su lucha es justa y triunfarán. Jóvenes fenerianos los maestros de Antorcha Magisterial respaldamos su lucha y desde nuestra trinchera colaboramos de manera sencilla pero decidida. En México, se han aplicado 48, 499,324 dosis de vacunas contra el virus del SARS-CoV-2 al 7 de julio, sin embargo del total no todos tienen el esquema completo de vacunación.

De acuerdo con especialistas educativos el cierre de escuelas traerá consecuencias a largo plazo. Los resultados de la Encuesta para la Medición del Impacto del coronavirus en el país publicado por el Inegi revelaron que más de cinco millones de estudiantes no cursaron el ciclo escolar que está concluyendo por razones relacionadas a la crisis por la pandemia. Los estudiantes afectados son aquellos que carecen de equipo electrónico para recibir educación a distancia así como aquellos que no tienen acceso a internet. La pandemia amplió las elevadas brechas educativas y que impactará los salarios futuros e incrementará la desigualdad de oportunidades, limitando de igual manera el crecimiento de empleo para la mujer, que ha sido uno de los más impactados por la pandemia. El abandono escolar es un tema que México no ha podido superar desde administraciones pasadas, sin embargo es durante la administración morenista cuando se han reportado el mayor incremento y es motivo de preocupación.

Por lo anteriormente mencionado, es urgente el regreso presencial a clases pero las autoridades educativas deben vacunar cuando menos al 70% de la población para que existan condiciones de seguridad para los estudiantes y sus familias, es lo justo. A mes y medio del inicio del próximo ciclo escolar funcionarios educativos deben elaborar un plan de inversión para las escuelas que no cuenten con los servicios básicos y condiciones óptimas para el regreso a clases, así como también deben rehabilitar toda escuela que está en malas condiciones, esperemos que por el bien de la población se implementen estas medidas.


Comparte