Pluma negra

Comparte

Calientan al PAN

Reviven la Cuenca

Semaforo rojo

 

Ignacio Alvarez

De acuerdo a los estatutos del PAN, el actual Comité Estatal a cargo de Joaquín Guzmán Avilés concluye su periodo hasta noviembre próximo con derecho a la reelección, sin embargo, los grupos antagónicos ya zopilotean al Chapito, bajo el argumento de los malos resultados de la elección del pasado 6 de junio, aunque es ya un secreto a voces que el grupo más interesado es el de los Yunes.

Los motivos que tienen los Yunes para promover la remoción anticipada de la dirigencia estatal tiene que ver con el municipio de Veracruz, en el que se anticipa la anulación de la elección; la instalación de un Concejo Municipal y una Elección Extraordinaria ya sin Fernando Yunes Márquez como alcalde en la primera mitad del 2022.

En ese escenario, los Yunes quedarían completamente contra la pared, si quieren volver a participar en una extraordinaria, estarían obligados a hacerlo como cualquier hijo de vecino, sin ningún poder. Es por eso que se apresuraron a promover a Tito Delfín como sucesor del Chapo.

El patrocinio de los Yunes a Tito Delfín obedece a que ya no hay más cómplices dentro del PAN que estén de acuerdo con la presencia de la firma familiar en ese partido. De hecho hasta antes de la elección, Tito Delfín no era de las simpatías yunistas, pero la necesidad de cómplices los llevó a tocar el lado mercenario del turbio político.

A la familia Yunes le urge contar con el control del Comité Estatal que sería su último reducto para un repliegue que les permita mejores condiciones de competencia ante MORENA ante la eventual anulación del proceso electoral del pasado junio en el que trata de legitimar a la señora Patricia Lobeira con un proceso de impugnaciones encima aun sin resolver.

 

Reviven la Cuenca

Ante la escasa actividad de la actual Secretaría de Turismo en el estado de Veracruz, desde hace dos años se impulsa la actividad turística desde la Secretaría General de Gobierno y en cuestión de días, se pondrá en marcha el proyecto del Catamarán “El Cuenqueño”,  una embarcación que pretende revivir las glorias del pasado pujante de la Cuenca del Papaloapan, ahora desde el aspecto turístico.

La ingeniosa idea es llevar turismo desde Alvarado, Tlacotalpan, Carlos A Carrilo, Chacaltianguis y Otatitlán y comunidades ribereñas donde los pasajeros puedan hacer disfrutar del paisaje de las pangas, los manglares, lirio acuático, iglesias, gastronomía desde mariscos hasta plátanos fritos.

Desde la Secretaría de Gobierno se impulsa la resurrección económica y turística de la Región del Papaloapan con la navegación del catamarán El Cuenqueño, que según fuentes confiables está listo para que le estrellen el champagne en su casco y supere el momento critico de la botadura a las aguas del Río de las Mariposas.

Después de siglos en que esas aguas dulces fueron navegadas por buque comerciales y embarcaciones de cabotaje, en las últimas décadas solos se observaban pequeños yates privados que durante las fiestas de la Virgen de la Candelaria surcaban las aguas del Papaloapan.

 

Semáforo rojo

Autoridades de Salud, registraron 516 casos de contagios de Covid-19 en las últimas 24 horas en el estado de Veracruz, cifra alarmante en condición de semáforo rojo que pocos respetan.

Mientras que se mantiene la suspensión de clases y de trabajos en oficinas en el sector público y privado como medida preventiva, la mayoría de la población realiza sus actividades sin pudor en centros de actividad de alta concentración.

Y a pesar de que la aplicación de la vacuna avanza a población más joven, los efectos parecen ser invertidos, por lo que se espera que en las próximas semanas cifras más agresivas y contagios más severos con altos riesgos para la vida de los veracruzanos que siguen el modo valiente, para retar de frente a la pandemia.


Comparte