Al pie de la letra

Comparte

VERACRUZ Y PUEBLA UNEN FUERZAS

Raymundo Jiménez

Este martes 20 de julio, si no hay cambio de agenda de última hora, el gobernador Cuitláhuac García firmará aquí en Xalapa con su correligionario y homólogo de Puebla, Miguel Barbosa, un convenio de coordinación para reforzar el trabajo de inteligencia en materia de seguridad pública para combatir los delitos que se presentan en los límites de ambas entidades federativas.

El acuerdo entre los dos mandatarios estatales de Morena se da luego de que el pasado miércoles 14, el presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió en Palacio Nacional con los 16 gobernadores de su partido, en funciones y recién electos, a los que exhortó fortalecer las acciones en esta materia, principalmente en las demarcaciones con mayor índice de delincuencia, pues al día siguiente afirmó en su conferencia de prensa que “si no terminamos de pacificar a México, por más que se haya hecho, no vamos a poder acreditar históricamente a nuestro gobierno”.

“Establecemos acuerdos para intensificar acciones y vivir en plena paz”, expresó el Jefe del Ejecutivo federal el jueves en su diálogo con periodistas, a los que anunció que lo mismo hará con los otros 15 gobernadores de oposición, con excepción del tamaulipeco Francisco Javier García Cabeza de Vaca, del PAN, y el michoacano Silvano Aureoles, del PRD. Y es que del primero dijo que “vamos a esperar porque ahí hay un asunto legal y no quiero que se mezcle”, mientras que sobre el perredista argumentó que “hay mucha politización y yo no quiero que se produzcan debates ríspidos o espectáculo; hay que cuidar la investidura (presidencial)”.
Para nadie es un secreto que entre Veracruz y Puebla transitan bandas delincuenciales que se dedican a la “ordeña” de ductos de Pemex, trasiego de drogas y al robo de transporte de carga.
Ya en agosto de 2019 los gobernadores de Veracruz y Puebla se reunieron una vez en la ciudad de Tehuacán para coordinar acciones en materia de seguridad.
Esa vez, inclusive, el mandatario poblano no descartó implementar un sistema de recompensas para dar con los líderes criminales como Roberto de los Santos de Jesús, (a) “El Bukanas”, como en su momento lo hizo la Fiscalía veracruzana durante la administración del ex gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares, que llegó a ofrecer hasta 5 millones de pesos a quien proporcionara información sobre el paradero de este delincuente, un ex policía que primero se hizo famoso en la región de Orizaba por el saqueo a los ferrocarriles provenientes del puerto de Veracruz. Cuando le pusieron precio a su cabeza huyó al estado de Puebla, donde presuntamente cambió de giro y se dedicó al negocio ilícito del “huachicol”.
Sin embargo, en esa ocasión el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, dejó entrever que dicha recompensa ofrecida por su antecesor ya no existía.
De acuerdo con cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a mayo de este año casi la mitad de los 5 mil 133 casos registrados de robo a autotransporte de carga, el 49 por ciento, se concentró solamente en el Estado de México y Veracruz.
En el Edomex se reportaron 2 mil delitos de ese tipo, mientras que en Veracruz fueron 510, según el SESNSP, que sumados a los casos de Puebla y de otras siete entidades más, el número asciende a 4 mil 722, es decir, el 90% del total, casi 27 delitos cometidos diariamente en promedio.
FALLECE DUEÑO DE ‘VANGUARDIA’

La mañana de este domingo 18 se reportó desde la Ciudad de México la muerte de Eugenio Gómez Lemus, quien figuraba como propietario del periódico “Vanguardia de Veracruz” con oficinas en la ciudad de Poza Rica, aunque en esa región todo mundo sabía que el verdadero dueño era su medio hermano Gregorio “Goyo” Gómez Martínez, ex alcalde perredista de Tihuatlán, ex candidato de la coalición PRD-PAN-MC a diputado federal en las elecciones de 2018 y quien este año había sido postulado por la coalición PRD-PAN-PRI nuevamente a la presidencia municipal, candidatura que se vino abajo con su detención por presuntos delitos que actualmente lo tienen recluido en un penal de alta seguridad en Oaxaca y que obligó al partido del sol azteca a designar como candidato emergente a Leobardo Gómez González, ex alcalde priista y acaudalado empresario mueblero, quien finalmente ganó la alcaldía por más de siete mil votos de diferencia.
Eugenio Gómez Lemus, quien en los últimos años apareció en Tihuatlán y en Poza Rica como dueño de una inexplicable fortuna, atrajo los reflectores cuando fue construido un gigantesco y moderno edificio para las oficinas del periódico “Vanguardia de Veracruz”, al que se sumó la adquisición de una flotilla de vehículos nuevos y una moderna rotativa que sorprendió al otrora poderoso grupo editorial de La Opinión de Poza Rica, de la familia Gibb Guerrero
Quienes conocían sus orígenes, dicen que Gómez Lemus no era el exitoso y acaudalado empresario que en sus últimos años trató de aparentar. Su nombre se hizo famoso tiempo atrás cuando apareció como cabecilla de una banda de roba-carros que secuestraron y asesinaron al empresario papanteco Eduardo Prior Orellán por robarle un camión de volteo que vendieron al Ayuntamiento de Colipa, gobernado en ese entonces por el priista Francisco “Chito” Mota Uribe, a quien en 1998 el Congreso del Estado sometió a juicio político para desaforarlo por su presunta participación en el secuestro, robo y asesinato de Prior Orellán. Sin embargo, el edil del tricolor logró librar la acción de la justicia, cayendo en prisión solamente el secretario del Ayuntamiento, Arturo Parra Zapata, eterno aspirante a la alcaldía de Vega de Alatorre, y Eugenio Gómez Lemus, quien este domingo falleció de Covid-19.
Cuentan que hace un par de meses, luego de que su medio hermano “Goyo” Gómez fue detenido y vinculado a proceso, Gómez Lemus ordenó cerrar las instalaciones del diario “Vanguardia de Veracruz” con barricadas, maquinaria pesada de su propiedad y hombres armados, llevando inclusive hasta una notaria pública de Poza Rica para que diera fe de que en el edificio de su periódico no había armas, drogas ni cadáveres, argumentando que eso lo hacía por precaución, ya que un alto funcionario de la Fiscalía General del Estado le había alertado que en las siguientes horas entrarían a su periódico a sembrarle armas, drogas y hasta un “muertito” para detenerlo.
Hace unas semanas, el nombre de “Geño” Gómez Lemus volvió a mencionarse con el asesinato de Nicanor Martínez Olguín, ex diputado federal del PRD por el distrito de Poza Rica y ex candidato de Morena a presidente municipal de Tihuatlán en el proceso electoral del 6 de junio pasado.


Comparte