Invaden terrenos de PEMEX y construyen sobre ductos activos

Comparte

Andrea Almora *

Por invasiones, la empresa Petróleos Mexicanos ha perdido varias hectáreas de terreno en el municipio de Poza Rica.

Los invasores argumentan ser personas de escasos recursos económicos, por lo que no tienen viviendas propias.

El caso más reciente de invasión afecta dos hectáreas ubicadas frente al Complejo Procesador de Gas (CPG); esa superficie comenzó a ocuparse por cerca de 200 familias que construyeron viviendas sobre tuberías activas de PEMEX.

Esos terrenos están ubicados entre las colonias La Barita y La avenida Jesús Gonzales Ortega, en Poza Rica.

Otras personas se han apropiado de 10 hectáreas de terrenos que permanecían “abandonados”, según vecinos de dicho lugar. En poco tiempo estas familias levantaron casas con palos, lamina y madera. Hoy aún sigue poblada por algunos individuos.

Los vecinos en su momento afirmaban estar dispuestos a comprar el predio a Pemex, para de esa manera legalizar el sector poblacional, pero con el paso del tiempo, las mismas personas que construyeron esas improvisadas viviendas, las han ido abandonando; hoy son contadas las personas que residen ahí; los vecinos afirman que tienen una manera muy precaria de vivir.

La señora Yuridia, residente de este predio, nos cuenta que “fue el 9 de mayo de 2017 cuando hubo una junta y a partir de ahí fue como se eligió… El señor José Morales Perales anunció que había unos terrenos y comenzaron a habitarlos… hubo conflictos con la empresa vecina TETSA, que nos iban a quitar, pero no pasó a más. Los terrenos los han entregado y los han vendido; en donde estoy es entregado, pero hay muchos que los venden. Los terrenos están de 12 x 15, no todos, otros tienen diferentes medidas”.

No cuentan con servicios básicos, agua, energía eléctrica, ni drenaje; completan sus servicios a través de paneles solares cuyo costo ellos mismos han cubierto; obtienen agua por pipas; y han solucionado sus problemas de drenaje, improvisando letrinas con tambores.

Los residentes del lugar piden que les den escrituras; que se legalice su posesión, pues de otra manera no se puede tener los servicios. Temen que en cualquier momento sean desalojados y pierdan así lo que ya han construido.

Dicen que no tienen a donde ir.

No forman parte de ninguna zona electoral, por lo que en las elecciones pasadas no pudieron votar; estos predios siguen como una propiedad federal. Y ningún partido político los voltear a ver para apoyarlos, se quejan.

A varias de estas personas los supuestos líderes que estaban al principio les dieron un papel que resultó ser falso, y solo fue una pérdida de dinero; fueron víctimas de un fraude.

Dichos líderes no se han vuelto a presentar y los pocos vecinos del lugar solo piden que los que tengan sus terrenos ahí los vengan a habitar, porque hay muchos casos de robos. El lugar está está invadido por la maleza y solitario; además, con las complicaciones en el clima cálido- húmedo, hay fauna nociva; “muchas víboras”, y temen principalmente por los niños que viven ahí. Otra vecina del lugar, la señora Irazú Márquez, nos da su testimonio : “Yo aquí apenas voy a hacer un año en agosto, porque a mí me prestaron; de hecho, yo también entré como mis demás compañeros, pero la mayoría de aquí empezó a irse, y ya de ahí estuvieron unos que otros y se fueron yendo; a mí me dieron aquí, ahora sí que sin querer me toco aquí enfrente; me dio el hermano Ángel, que era entes el líder de aquí junto con el señor don Jorge, de la casita de material que es la allá en la mera esquina, él era el líder pero las cosas se salieron de control, todo, de los trámites, de los papeles, pues aquí la verdad no es seguro como quiera; las personas que nos han dicho de aquí  que nos van a sacar, que no es de aquí… no compruebo nada con un papel. Cuando venimos, venimos el montón de gente y ya; de ahí empezaron a salir con sus discusiones con un vecino de la esquina que hasta la cárcel lo metieron por andar invadiendo; aquí ya no hay líder, escogimos a unas personas pero por ejemplo la maestra Elda, el señor Enrique, pero no me sé sus apellidos, ellos fueron los que quedaron como líderes en ese momento, la maestra viene siendo como secretaria y el señor Enrique como líder… pero ya de ahí se fueron zafando, pero en cuanto a reuniones y juntas, siempre nos han dicho que tenemos que tener habitado el terreno, tener limpio y cercado”.

Los vecinos están conscientes de que se corre peligro en caso de excavación, por lo que tratan de tener cuidado; evitan quemar basura o hacer construcciones muy profundas, tienen que caminar hasta el camellón para sacar sus bolsas de basura, pues estos terrenos no están reconocidos por el municipio como colonia regular.

Pemex ha señalado que existen líneas subterráneas que siguen en funcionamiento y transportan hidrocarburos al CPG. Mientras tanto, se han levantado denuncias contra los presuntos líderes de los invasores sin éxito alguno.

 

* Estudiante de Comunicación de la Universidad de América Latina, Campus Xalapa, UDAL


Comparte