UV obtiene primera patente relacionada con uso de plantas medicinales

Comparte

Redacción Hora Cero

La Universidad Veracruzana (UV), en conjunto con médicos indígenas tradicionales, obtuvo su 14ª patente bajo el título “Uso y composición de Croton draco variedad draco Schltdl. & Cham (Euphorbiaceae) con actividad antitumoral”, así se dio a conocer en la reunión que realizó la Dirección General de Vinculación (DGV) con los investigadores involucrados en el proyecto. 

El encuentro se llevó a cabo a través de la plataforma Zoom UV con la presencia de la titular de la DGV, Patricia Arieta Melgarejo; el jefe de la Oficina de Transferencia de Tecnología (OTT), Gabriel Arturo Soto Ojeda, y el grupo de investigadores que participan en el proyecto, encabezados por Feliza Ramón Farías, académica jubilada de la UV. 

Feliza Ramón resaltó que en este caso, los médicos tradicionales son coautores, al igual que los investigadores, académicos y estudiantes que participan en el trabajo de investigación (etnobotánica, ecología, citotoxicidad, fitoquímica y actividad biológica). 

Para la UV es importante porque ésta es la primera patente que se relaciona con el uso de plantas medicinales, además de estar vinculada a un grupo de médicos tradicionales que pertenecen a cuatro organizaciones de la zona centro de la entidad. 

“Con esto no sólo se hace vinculación, sino que se responde a las necesidades de un sector de la población, cuyo conocimiento necesita ser protegido para evitar de alguna manera la biopiratería, al mismo tiempo que se aprovecha un recurso vegetal, nativo, poco conocido, pero que representa un gran potencial biotecnológico.” 

Mencionó que también es importante porque marca el camino a seguir para obtener otras patentes de igual naturaleza, y cumple con los objetivos de la Universidad en cuanto a docencia (alumnos que aprenden a trabajar en campo y en gabinete), investigación, gestión, vinculación y difusión. 

Patricia Arieta comentó que la investigación se dio a partir de 2016 y desde entonces se ha venido consolidando, hasta la obtención de la patente en el marco del 25 aniversario de la DGV, convirtiéndose en la número 14. 

“Es una de las áreas más importantes de la Universidad, ya que nos permite acercarnos y retribuir a la sociedad en aquellas necesidades más apremiantes, como es el tema sanitario y el ambiental.” 

Este trabajo, dijo, ha congregado a investigadores de seis instituciones, así como a estudiantes y personas externas a la Universidad, se trata de los médicos tradicionales. 

Asimismo, agradeció la apertura y el apoyo recibido por parte del titular de la Dirección General del Área Académica de Ciencias Biológicas y Agropecuarias, Domingo Canales Espinosa. 

En tanto, Gabriel Arturo Soto comentó que el logro más importante con la obtención de esta patente “es la vinculación y la colaboración que se genera con todo este trabajo, el cual seguramente fortalecerá las futuras investigaciones”. 

Adelantó que el siguiente paso será trabajar en lo referente a los mecanismos de transferencia de tecnología, que permitirá tener un impacto en la Universidad, en los directores y creadores de la patente, así como en el reconocimiento del conocimiento y la cultura de los médicos tradicionales. 

Feliza Ramón, investigadora especialista en biotecnología de plantas, dijo que se trata de una patente relevante a nivel mundial, ya que no hay muchas que se originen directamente de la medicina tradicional herbolaria. 

“Si bien es cierto que hay gran cantidad de patentes con relación a formulaciones de plantas medicinales, éstas no están vinculadas a médicos indígenas tradicionales.” 

Patente en medicina tradicional 

Feliza Ramón explicó que el subproyecto patente “Uso y composición de Croton draco variedad draco Schltdl. & Cham (Euphorbiaceae) con actividad antitumoral” forma parte de un proyecto más amplio de investigación intitulado “Estudio integral para el conocimiento, manejo, aprovechamiento y conservación de Croton draco (Euphorbiaceae), recurso nativo con alto potencial biotecnológico”. 

Croton draco es un árbol que pertenece a la familia de las nochebuenas y el árbol del hule; puede alcanzar hasta los 20 metros de altura en las zonas más tropicales; sus hojas son grandes y acorazonadas, y en la zona de Xalapa es una especie abundante. Es un recurso nativo con mucho potencial biotecnológico. 

Recordó que fue en 1999 cuando un grupo de médicos tradicionales indígenas y mestizos de la zona centro del estado se acercaron a la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de esta casa de estudios, para solicitar les hicieran un reconocimiento taxonómico de las especies medicinales que trabajaban. 

“En ese momento era la responsable del herbario de la Facultad, respondimos a esta solicitud y nos incorporamos al trabajo solicitado.” 

En 2007 inició un proyecto de investigación con la idea de continuar con el trabajo de vinculación con los médicos tradicionales, así que les preguntó qué planta silvestre es más importante para ellos por el uso que le dan, a lo que respondieron que es el Croton draco, “así comienza la historia”, expresó. 

“Se preguntarán por qué habiendo tantas plantas en nuestra localidad y país elegía Croton draco, fue porque para los médicos tradicionales de la zona centro del estado es una planta de mucho valor cultural y medicinal.” 

En 2009, Feliza Ramón presentó su examen de grado de doctorado con la tesis “Variaciones en la anatomía de la corteza y en la producción de metabolitos secundarios de dos poblaciones de Croton draco”. En 2010 se hizo una solicitud para patente, pero no se logró su inscripción, entonces se tuvo que hacer una nueva. 

Para 2015, comentó, se presentó una tesis de maestría que aborda el efecto del extracto o látex del árbol sobre la mitosis tumoral. 

Un tumor es una proliferación desordenada, es un aumento en la multiplicación de las células que pierden el control, generándose lo que conocemos como tumores, explicó la especialista. 

En ese mismo año fue redactado un documento con un enfoque al uso desagregado para deshacer tumores; contaban con una redacción sobre todos los usos que tenía la planta, los asesores les sugirieron concentrar la investigación en un solo aspecto. Fue así que en 2016 se ingresó una nueva solicitud. 

Nuevamente un estudiante de maestría en 2017 desarrolló una investigación sobre la evaluación del efecto antitumoral del extracto de la planta sobre las líneas derivadas de cáncer, a través de los resultados arrojados se pudo probar el efecto que tiene sobre algunas líneas celulares de cáncer de pulmón, mama, riñón de perro. 

El árbol es silvestre, lo que implica un riesgo, si llegan a tener dueños esto dificultaría acceder a ellos para tomar una muestra, por eso es urgente establecer plantaciones. Hicieron contacto con un bachillerato técnico forestal ubicado en Tezonapa, el cual mostró interés en destinar una parcela para árboles que tuvieran una genética uniforme. 

“Se trata de un clon que estamos por registrar ante la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para que pueda ser aprovechado. Hasta hace dos años contaban con más de 100 plantas, con las cuales ya elaboran remedios.” 

Los remedios que elaboran los médicos tradicionales van desde champú y jabón para eliminar los piojos, así como para pulgas y garrapatas en perros; pinturas, mezclan alcohol y agua con la muestra biológica, la dejan reposar 15 días sin que le dé la luz y después pueden usarla; pomadas para el dolor, cicatrización y para evitar infecciones. 

“Para los médicos tradicionales no es sólo una planta con un beneficio medicinal, sino que tiene un contexto (cosmovisión, cultura) que viene de muchas generaciones atrás.” 

Detalló que en el proyecto de investigación participan 19 investigadores de seis instituciones, siendo la meta final obtener productos posicionados en algún tipo de mercado, sea éste pequeño, mediano o una gran empresa. 

Por su parte, Ramón Soto Vázquez, investigador especialista en patentes de la Facultad de Estudios Superiores (FES) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Unidad Zaragoza, comentó que es un área importante a nivel nacional e internacional que puede resultar muy interesante para la UV y otras instituciones que desarrollan investigación. 

“Fue importante convencer a los médicos tradicionales que el sistema de patentes podía ofrecerles el reconocimiento de los derechos morales y patrimoniales sobre su investigación, además los protege de la piratería. 

”Protege a la planta de que alguna empresa la tomará y no pagará regalías, en este momento todos los derechos de los médicos tradicionales están protegidos con esta patente.” 

Por último, Gabriel Soto reiteró que se buscará la mejor estrategia para hacer la transferencia tecnológica que beneficie a todos. 

“Se trata de una patente que reconoce el conocimiento tradicional, la innovación tecnológica y el esfuerzo realizado a través de los años por muchas personas.” 

 


Comparte