Al pie de la letra

Comparte

PIERDE IGLESIA UNA VOZ CRÍTICA

 

Raymundo Jiménez

El arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, estaba por cumplir 75 años de edad el próximo viernes 13. No alcanzó a llegar. Una fuerte hemorragia interna se lo impidió.

Su muerte, por sorpresiva, consternó obviamente a la grey católica pero también a varios actores políticos que establecieron alguna relación institucional e inclusive de amistad con él.

Por afinidades ideológicas y religiosas, mantuvo mejor comunicación con gobernantes y servidores públicos del PRI y PAN que con los de la presente administración estatal de Morena, cuyas diferencias se remarcaron sobre todo por temas tan polémicos como el de la despenalización del aborto y la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Sus críticas a las políticas públicas en materia de seguridad, salud, educación, economía y de combate a la pobreza que él personalmente externaba en sus homilías dominicales, en cartas pastorales junto con los demás obispos veracruzanos o a través de los comunicados emitidos por el presbítero José Manuel Suazo Reyes, titular de la Oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis, motivaron que últimamente se urdiera en contra suya una campaña difamatoria.

A finales de mayo pasado, por ejemplo, seis días antes de las elecciones locales y federales, fue acusado de “entrometerse en la política” para beneficiar supuestamente a Ingrid Romero García, esposa de su sobrino Jorge David Reyes Vera, quien había sido postulada como candidata de la Alianza “Va por Veracruz” (PAN-PRI-PRD) a la alcaldía de Camerino Z. Mendoza que actualmente ocupa su hermano Melitón Reyes Larios.

Apolinar Jaime Hernández Masías, alcalde suplente de dicho municipio del que era nativo el arzobispo, organizó en Xalapa una rueda de prensa en un popular café ubicado frente a Palacio de Gobierno para denunciar públicamente a Hipólito de “meter las manos” para apoyar supuestamente las aspiraciones políticas de sus familiares.

Hernández Masías dijo que ya había denunciado por escrito al Arzobispo de Xalapa ante el Papa Francisco y el Nuncio Apostólico en México, Franco Coppola, así como ante el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Rogelio Cabrera López.

El alcalde suplente refirió que el sobrino de Reyes Larios, Jorge David Reyes Vera, esposo de la candidata opositora de Morena, fue síndico en la administración municipal 2014-2017, y que Melitón Reyes Larios, hermano del arzobispo, es el actual munícipe.

“Como puede observarse, el jerarca religioso en el estado de Veracruz interviene consuetudinariamente en política”, dijo Hernández Masías, quien además acusó que el hermano del arzobispo no ha llevado una buena administración municipal, y que su familia es propietaria de la Universidad del Golfo de México (UGM), que posee campus en al menos 20 municipios de Veracruz y estados vecinos.

Y aprovechó para arrimarle el caballo también al vocero arquidiocesano Suazo Reyes, “por los pronunciamientos hechos fuera de lugar desde su cuenta de Twitter”.

Además advirtió que acudiría ante la Secretaría de Gobernación “para que como órgano sancionador les otorgue a los responsables la garantía de audiencia y proceda a sancionarlos conforme a la ley”.

El arzobispo ya la libró.

 

MADRES ADORATRICES, ESTABLES

Por cierto, el pasado jueves trascendió que algunas religiosas del Monasterio Corpus Christi de Xalapa, mejor conocidas como Madres Adoratrices, se habían contagiado de Covid-19.

A través de un comunicado, la Arquidiócesis de Xalapa informó que aunque las religiosas ya estaban recibiendo tratamiento y que se encontraban bajo control, la capilla estaba cerrada al público.

Sin embargo, este domingo había corrido el rumor de que una de religiosas había fallecido víctima del Covid, por lo que el vocero arquidiocesano José Manuel Suazo Reyes tuvo que aclarar este domingo en su cuenta de Twitter que era falsa dicha versión.

“Este 08/08/2021 en el convento Corpus Christi de Xalapa falleció de muerte natural la hermana Cecilia Ruiz Jiménez, tenía 92 años de edad; llevaba ya cerca de 2 años postrada por varios padecimientos”, publicó el titular de la Oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa.


Comparte