Comparte

Parecía que Rogelio Franco veía la luz al final del túnel y que en cuestión de horas saldría libre. No fue así; al perredista le cayeron encima más acusaciones; ahora, le señalan un presunto caso de extorsión y abuso de autoridad.

A este paso, se observa muy complicado que el ex secretario de gobierno de la administración yunista salga libre y rinda protesta como diputado federal. Quien sí lo hará será su suplente, el ex dirigente estatal del PRD y ex diputado local Jesús Velázquez Flores, quien por cierto lleva la defensa del detenido.


Comparte