Extienden exposición Olmecas en Museo du quai Branly – Jacques Chirac de Francia; cobran 9 euros la entrada

Comparte

Redacción Hora Cero

Desde el 19 de mayo reabre sus puertas al público la exposición «Los olmecas y las culturas del Golfo de México». Programado inicialmente hasta el 25 de julio de 2021, se prorroga hasta el 3 de octubre de 2021, anunció el Museo du quai Branly – Jacques Chirac de Francia.

 

“Es en el corazón de las regiones del Golfo de México, sobre un terreno pantanoso ubicado al sur de los actuales estados de Veracruz y Tabasco, donde floreció la cultura olmeca -de la palabra Olmán, «país del caucho» – dando a luz a una de las civilizaciones mesoamericanas más importantes y misteriosas. Una civilización de profunda sensibilidad artística, que permaneció desconocida hasta la segunda mitad del siglo XIX, que sin embargo jugó un papel eminente en la historia de México y su región. Prueba de ello es el establecimiento del pensamiento y los cánones mesoamericanos (económicos, sociales, políticos, intelectuales y artísticos) que perdurarán hasta la conquista española”, explica.

 

La exposición presentada en el Musée du quai Branly – Jacques Chirac destaca la riqueza de la cultura olmeca y su difusión en el tiempo (1600 a. C. a 100 d. C.) y en el espacio. En total, más de trescientas piezas, algunas de las cuales se muestran por primera vez fuera de México, revelan la inmensa diversidad del mundo precolombino de las culturas del Golfo, una dinámica multicultural que se despliega a través de multitud de tradiciones artísticas, creencias y ritos, idiomas, y en una compleja red de relaciones políticas y económicas.

 

La exposición está organizada en colaboración con la Secretaría de Cultura de México y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

Al respecto el museo francés señaló que, sin duda, las colosales cabezas olmecas se encuentran entre los objetos más emblemáticos de esta civilización. De las diez colosales cabezas encontradas en el sitio de San Lorenzo, esta cabeza o monumento 4 de San Lorenzo (descubierto en 1946), con una altura de 183 cm, es de hecho el más pequeño. Este personaje, con rasgos bastante propios de la estatuaria olmeca, lleva un casco ajustado a la cabeza que quizás simboliza su condición de gobernante. Es posible que estas cabezas, colocadas en lugares estratégicos del centro ceremonial, sirvieran tanto para conmemorar a los gobernantes anteriores como para reconocer la autoridad de quien estaba en el poder.

 

“Esta obra se descubrirá en el corazón de la exposición «Los olmecas y las culturas del golfo de México». Se requiere reserva”, expone en su sitio web.


Comparte