Venganza política, acusaciones del Gobierno de Veracruz contra diputado federal electo Rogelio Franco: PRD

Comparte

Redacción Hora Cero

Rogelio Franco Castán diputado federal electo en el estado de Veracruz, fue aprehendido por el “delito de ultrajes”, que ha sido declarado inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de La Nación (SCJN) en el Amparo Directo en Revisión  2255/2015 y, por lo tanto, con motivo de la concesión de amparo dentro del juicio de garantías 121/2021-I, debiera estar en libertad pues el juez ordena reponer la audiencia para ofrecer todos los datos de prueba y que estos sean debidamente valorados por el juzgador.

 

Además de lo anterior, de manera ilegal, inconstitucional y arbitraria, ayer se llevó a cabo una farsa de audiencia para seguir manteniendo en prisión al diputado federal electo. La Fiscalía del estado de Veracruz le inventa nuevos “delitos” entre ellos uno que tiene que ver con el combate a la corrupción durante el gobierno de Javier Duarte.

 

De manera insólita la nueva acusación del gobernador Cuitláhuac en contra de Rogelio Franco, en los hechos defiende al ex gobernador Duarte e intenta regresarle a éste los bienes incautados que fueron resultado de la corrupción durante ese gobierno.

 

La mencionada audiencia se llevó a cabo las 01:38 horas del día jueves 12 de agosto, ante el Juez de Control Adscrito al Juzgado de Proceso y Procedimiento Penal Oral del Décimo Primer Distrito Judicial de Xalapa, con sede en Pacho Viejo, donde su titular, el Juez Gregorio Esteban Noriega Velasco, grotescamente se pronunció sobre una presunta comisión de los delitos de extorsión, abuso de autoridad y contra la administración y procuración de justicia, todos estos supuestos  delitos cometidos en agravio de Arturo Bermúdez Zurita quien fue  Secretario de Seguridad Pública en la administración de Javier Duarte.

Como se puede observar existe una acción de venganza política en contra de Franco Castán, con la cual se pretende favorecer al ex gobernador Duarte, preso y sentenciado por actos de corrupción.

 

Es sumamente grave que el juez haya ordenado la prisión preventiva justificada como medida cautelar sin que la Fiscalía haya justificado mínimamente las condiciones exigidas por la ley para el caso; con todas estas acciones pretenden impedir que Rogelio asuma su cargo de representación que le fue asignado por los votantes.

 

Todas estas artimañas jurídicas subrayan que Rogelio Franco es un preso político, víctima de persecución política por el gobernador Cuitláhuac García, porque no quiere que Franco esté en la Cámara de Diputados para denunciar todas las tropelías de este gobierno, entre ellas su complicidad con Javier Duarte, quien le financió la campaña para ganar las elecciones hace 3 años».

 

Será el lunes 16 de agosto a las 15:30 horas cuando se dé continuidad con la segunda parte de la audiencia inicial.


Comparte