Hora cero

Comparte

Las cifras del homicidio doloso en Veracruz

Luis Alberto Romero

En los días y semanas recientes, Veracruz ha sido escenario de diversos hechos violentos. En Martínez de la Torre, por ejemplo, el pasado 13 de agosto fue asesinado de cinco balazos un taxista; un matrimonio fue baleado en Acayucan; y fue hallada una fosa clandestina con cinco cuerpos en Jáltipan. Todo eso, en un lapso de 24 horas.

La inseguridad y los hechos violentos ocurridos en Veracruz tuvieron mayor intensidad en la zona centro el pasado miércoles, cuando se produjeron enfrentamientos, bloqueos carreteros por parte de la delincuencia y ataques a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado.

Son los hechos delincuenciales más recientes, pero no son los únicos; prácticamente no hay día, desde hace un lustro, que no haya al menos tres homicidios dolosos en la entidad, asesinatos violentos que se producen; la mayoría, con arma de fuego.

En su más reciente reporte, correspondiente al mes de junio del presente año, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reveló que en Veracruz se registraron, en seis meses, 579 homicidios dolosos.

Si bien durante el sexto mes del año esos delitos bajaron de forma considerable, al consignar 80 casos en un periodo de 30 días, los números de los meses anteriores –de enero a mayo– ubican el promedio mensual en 96.5. Cada día, en promedio, se cometieron en la entidad 3.1 homicidios dolosos.

Otro dato: de enero a junio se consignaron 357 asesinatos con arma de fuego en Veracruz.

Habría que decir, sin embargo, que esas cifras, que corresponden al primer semestre del tercer año del actual gobierno estatal, son muy inferiores a las de la administración de Miguel Ángel Yunes; en 2018, por ejemplo, se cometieron en Veracruz casi mil 500 homicidios dolosos.

Comparando el primer semestre de 2021 con el mismo periodo de 2018, se encuentran diferencias considerables en dicho ilícito: durante el yunismo (primer semestre de 2018) ocurrieron en la entidad 805 asesinatos dolosos; en tanto que durante el mismo periodo, pero de 2021 –gobierno de Cuitláhuac García– fueron 579.

En pocas palabras, este año, en Veracruz hubo 226 ejecuciones menos que en 2018.

Los actuales números del homicidio doloso en el estado sólo se ven eclipsados por el primer semestre del último año de Javier Duarte en el Gobierno; en 2016, la fiscalía estatal consignó 381 casos.

Ni qué decir de las cifras de 2015 –también durante el duartismo–, cuando la entidad fue escenario de 525 homicidios dolosos; basta decir que en los primeros seis meses del presente año ya se superó la incidencia del homicidio doloso de todo el penúltimo año de Duarte.

El pico más alto de dicho delito se registró durante el bienio de Yunes Linares: entre 2017 y 2018, la entidad reportó 3 mil 219; de ellos, mil 836 fueron con arma de fuego.

Ni siquiera en dos años y seis meses del actual gobierno morenista veracruzano (2 mil 712 en dos años y medio) se ha igualado la marca que dejó la administración yunista en materia de homicidio doloso; y esperemos que ningún gobierno posterior presente números similares a los de 2017-2018 . @luisromero85


Comparte