Hora cero

Comparte

El caso de Gladys Merlín e hija

Luis Alberto Romero

A poco más de seis meses del asesinato de la ex alcaldesa y ex diputada local veracruzana Gladys Merlín Castor y de su hija, Carla Enríquez Merlín, la Fiscalía de Veracruz anunció la detención de dos presuntos homicidas.

De acuerdo con el parte oficial, la captura se logró gracias a la colaboración entre las fiscalías de Veracruz y Tabasco.

El asesinato de la ex alcaldesa fue perpetrado el 15 de febrero en su domicilio particular, en Cosoleacaque, sur de Veracruz.

Poco antes de las seis de la mañana, un comando ingresó a la residencia de la ex diputada, dándole muerte; la misma suerte corrió la hija de la política, Carla Enríquez, a quien encartaban como posible carta para la alcaldía del lugar.

La policía estatal montó un operativo para localizar a los responsables, pero los esfuerzos no rindieron resultados inmediatos; sin embargo, a principios de marzo la Fiscalía General del Estado detuvo a dos elementos de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial, IPAX, a quienes se imputó una probable participación en esos hechos. Una mujer y un hombre, policías auxiliares que trabajaban en el resguardo de la víctima, fueron internados en el penal de Coatzacoalcos el 7 de marzo.

Habían sido contratados para cuidar la casa, las pertenencias y la integridad de las víctimas, pero contrario a ello, facilitaron el robo y la ejecución, al desactivar las alarmas.

Posterior a ese avance en el esclarecimiento del caso, este martes 24 de agosto, seis meses después de esos homicidios, la Fiscalía logró la captura de los autores materiales de ese, que fue un hecho que causó consternación en el sur de Veracruz y particularmente en la clase política veracruzana.

Falta ver si en el transcurso de la investigación, la fiscalía estatal identifica a los responsables de la autoría intelectual de este doble asesinato, que es considerado como uno de los peores crímenes políticos de Veracruz en la última década, tanto, que al menos en tres ocasiones fue tema del mensaje mañanero del presidente López Obrador; el 19 de marzo, por ejemplo, el mandatario mexicano estuvo en Coatzacoalcos, donde señaló: “espero que muy pronto se termine de esclarecer este lamentable asesinato de dos mujeres; no habrá impunidad…”

Antes de eso, López Obrador se refirió al crimen en su conferencia del 10 de marzo; y dos días después, al abordar el secuestro de la ex diputada local Marina Garay, también retomó el tema de Gladys Merlín para asegurar que el compromiso de su gobierno es que ningún delito quede impune-

Al final, lo destacable es que aunque de forma lenta, el doble homicidio perpetrado en Cosoleacaque comienza a esclarecerse, con la detención de cuatro probables implicados. Esperemos que otros crímenes, igualmente escandalosos, como los de Melquiades Vázquez Lucas, aspirante a la alcaldía de La Perla; Gilberto Ortiz Parra, precandidato a la presidencia municipal de Úrsulo Galván; y Florisel Ríos Delfín, alcaldesa de Jamapa, tengan el mismo final: la captura de los responsables. @luisromero85


Comparte