Tratados de Córdoba iniciaron larga temporada de pactos e imposiciones: UV

Comparte

Redacción Hora

Con la firma de los Tratados de Córdoba se inició una larga temporada de pactos, imposiciones, acuerdos, levantamientos armados, la difícil tarea de ponerse de acuerdo como nación, señalaron los historiadores participantes en la mesa de diálogo “Los desafíos para la consolidación de la independencia de México”. 

El conversatorio tuvo lugar la noche del martes 24 de agosto a través de Facebook Live de Tele UV; participaron Carmen Blázquez Domínguez y Yovana Celaya Nández, del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIH-S); Gerardo Galindo Peláez y Ricardo Teodoro Alejandrez, de la Facultad de Historia. 

Yovana Celaya dijo que los Tratados de Córdoba recogen un proceso más largo, el cual debe ser mirado desde distintas escalas que sucedieron en la península ibérica, en el virreinato y en Veracruz, que se expresaron en este tratado y su firma. 

“Reflejan un proyecto político de ese momento, una definición de intereses; lo que viene después es que no se cumplieron los acuerdos por las partes y no existió un reconocimiento por parte de las cortes en la península.” 

Por su parte, Carmen Blázquez mencionó que los tratados son el punto de partida de la construcción de la nación –aunque los acuerdos no se cumplieron–: México se creó como un país soberano e independiente, al que le cuesta trabajo encontrar una estabilidad a lo largo de tres cuartas partes del siglo XIX. 

“En las décadas siguientes los tratados demostraron esa diversidad de visiones, aspiraciones, de proyectos independientes.” 

Gerardo Galindo destacó que con la firma de estos tratados comenzó una larga temporada de pactos, imposiciones, acuerdos, levantamientos armados, la difícil tarea de que una nación se ponga de acuerdo. 

“Se inició la lucha por encontrar los caminos en que México pudiera tener un mejor Estado en todas sus variables; reflejan la época y esa necesidad de expresión respecto al futuro de una nación que empezaba; una idiosincrasia sobre lo que somos y queremos ser, cómo lo hemos tratado de resolver a través del tiempo.” 

Por último, Ricardo Teodoro Alejandrez invitó a las personas a consultar y leer los Tratados de Córdoba –documentos que están disponibles en Internet– para que descubran la riqueza de su valor histórico, a fin de identificar los intereses que influyen, las contradicciones, las coyunturas que marcaron el futuro de una nación. 

“Deben formarse su propio criterio, libre de juegos y maniqueísmos que suceden con las celebraciones, que los descubran por ustedes mismos, que los lean por placer de descubrir y conocer un poco más de su historia”, puntualizó. 


Comparte