Hora cero

Comparte

El rumbo de la UV 

Logros de los atletas paralímpicos 

Luis Alberto Romero

Con el nombramiento de Martín Aguilar Sánchez, la Universidad Veracruzana cerró su proceso de selección del próximo rector, quien relevará en el cargo a Sara Ladrón de Guevara.

La antropóloga entrega la estafeta, y se va como cabeza de uno de los periodos más grises en la máxima casa de estudios de Veracruz.

Sin embargo, lo verdaderamente importante en la Universidad Veracruzana, igual que en todas las instituciones de educación superior del país, no es el nombramiento del próximo rector; mucho menos  los señalamientos por presuntas irregularidades en los proyectos presentados por la terna final de aspirantes –situación que fue desestimada la Junta de Gobierno–, sino el proyecto a futuro; es decir, ¿qué cambios se van a registrar para asegurar tanto la formación de las nuevas generaciones de profesionistas como una mayor vinculación con la sociedad?.

El proceso de digitalización y las nuevas herramientas tecnológicas obligan a replantear la educación superior en Veracruz y en México; y las universidades públicas y privadas –con algunas excepciones– no se han preparado para enfrentar los nuevos retos.

Las cátedras a distancia o vía remota que se ofrecen a los estudiantes de la UV, por ejemplo, sólo implican que los académicos ofrezcan clases con el apoyo de la cámara de una laptop, tableta o hasta teléfono móvil, pero las herramientas de la tecnología, si se utilizan, podrían significar un avance mucho más acelerado.

El tema fue abordado por el doctor Raúl Arias Lovillo, ex rector de la Universidad Veracruzana, en un trabajo titulado “Universidades en la era de la digitalización, retos y oportunidad de cambio”, presentado por la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe. En su texto, Arias Lovillo  expone que “el reto que actualmente deberían plantearse las universidades consiste en adaptarse a las exigencias de la sociedad digital, más que en utilizar las tecnologías digitales manteniendo inalterables sus rasgos tradicionales”.

Se trata de un trabajo útil para entender el tamaño de los retos de las universidades en América Latina; hay que recordar que Raúl Arias no sólo ha sido rector de la UV, sino que cuenta con una trayectoria impresionante en el ámbito de la educación superior: académico de la UNAM, Universidad Autónoma Metropolitana, y de la Pedagógica Nacional, además de la UV; de igual manera, secretario académico de la Universidad de Guanajuato y presidente de la Organización Universitaria Interamericana.

Es uno de los ex rectores mejor recordados en la historia reciente de la UV; y con esas cartas credenciales tiene una incuestionable influencia en la vida académica de la Universidad.

Por cierto, al darse a conocer el nombramiento del nuevo rector, Arias Lovillo emitió un comentario en redes sociales, que bien vale la pena retomar: “El nuevo rector de la UV, el doctor Gerardo Martín Aguilar, es un reconocido académico de ciencias sociales, trabajador, honesto y muy comprometido. Ojalá y construya un buen equipo para enfrentar los enormes retos que tiene la UV en la compleja realidad que hoy vivimos”.

Este miércoles, la UV tendrá un nuevo rector; esperemos que inicie en la Universidad una mejor etapa.

Logros de los atletas paralímpicos 

Por la madrugada de este martes, dos atletas veracruzanos lograron subir al podio en los Juegos Paralímpicos de Tokio.

El atleta veracruzano José Rodolfo Chessanni (Coatzacoalcos) ganó la medalla de oro en los 400 metros planos, categoría T38.

De igual manera, la nadadora veracruzana Nely Miranda logró la medalla de bronce para México en la competición de 50 metros pecho en la categoría SB3.

Con esas aportaciones de los deportistas veracruzanos, México superó en Tokio su mejor participación en unos juegos paralímpicos. @luisromero85


Comparte