SSP busca que policías municipales no tengan nexos con el crimen organizado

Comparte

Juan David Castilla

Las acciones para garantizar que policiales municipales acrediten las evaluaciones de control y confianza, y porten armas de manera legal, han sido reforzadas por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en Veracruz, durante la actual administración estatal.

De 2020 a la fecha, la Policía Estatal aplicó los exámenes correspondientes a los elementos de 29 municipios, en algunos casos, bajo el argumento de que tenían nexos con la delincuencia organizada.

El año pasado esto ocurrió en Pueblo Viejo, Coxquihui, Camerino Z. Mendoza, Río Blanco, Ixtaczoquitlán, Acultzingo, Maltrata, Tlalixcoyan, Alvarado, Sayula de Alemán, Texistepec, Ixhuatlán del Sureste, Naranjal, Mixtla de Altamirano, Coetzala, Álamo, Paso del Macho, Altotonga y Acayucan.

Durante este año, la SSP tomó el control en Tres Valles, Misantla, Orizaba, San Andrés Tuxtla, Tenampa, Jilotepec, Papantla, Zongolica, Playa Vicente y Tihuatlán, para garantizar que los elementos municipales no tengan nexos con el crimen organizado.

Los oficiales han sido trasladados a la Academia de Policía de El Lencero, municipio de Emiliano Zapata, cerca de Xalapa, para las evaluaciones correspondientes.

Son concentrados en el Centro de Estudios e Investigación en Seguridad donde son sometidos a los exámenes de control y confianza, mismos que no son acreditados por todos.

El hecho más reciente ocurrió en Tihuatlán, este martes 31 de agosto, donde fuerzas federales y estatales asumieron el control de la seguridad en dicho lugar, ubicado al norte de Veracruz.

Se realizó un operativo para la revisión de armamento a elementos de la Policía Municipal de Tihuatlán, con el propósito de verificar que cumplieran con la licencia colectiva para la portación de armas de fuego.

Cabe recordar que en agosto de 2020, el director de la Policía Municipal de Paso del Macho, Candelario “N”, y dos de sus elementos fueron detenidos por presuntos nexos con la delincuencia organizada, tráfico de drogas y portación de armas de uso exclusivo del Ejército.


Comparte