Sin ventas, único artesano de la comunidad Úrsulo Galván

Comparte

Juan David Castilla

Alejandro Tepletla Juárez es el único artesano de la localidad Úrsulo Galván, municipio de Xico, y casi no tiene ventas por la crisis económica derivada de la pandemia por SARS-COV-2 (COVID-19).

El señor, de unos 45 años, camina varios kilómetros desde su hogar, cerca de la localidad San Marcos de León, hasta la cabecera municipal. Los vehículos pasan cerca de él sobre la carretera, pero tiene que trasladarse para llevar el sustento a su familia.

Con sus dos manos sostiene una rejilla de plástico donde transporta sus artesanías talladas en madera, en su mayoría.

Lleva catarinas, colibríes, arenas, pulseras, collares, muchos de ellos elaborados con granos secos de café que desprenden un olor amigable.

En distintos restaurantes del Pueblo Mágico, Alejandro pide autorización para ofertar su mercancía a los comensales; sin embargo, algunos lugares están casi vacíos por la pandemia.

Los comerciantes informales también han padecido pérdidas económicas por la contingencia sanitaria, situación que ha obligado a muchos a abandonar su actividad.

Alejandro tenía clientes potenciales antes de la pandemia, con lo que llegaba a vender hasta cien lapiceros o llaveros de madera, cada semana.

Sin embargo, en los últimos dos años, perdió esos clientes y ahora tiene que recorrer calles y establecimientos para vender sus productos.

“Entiendo que la gente viene con su dinero contado, pero también tengo que comer”, comenta el artesano xiqueño.

El señor proporciona su teléfono celular 228 753 3483, para que la gente haga pedidos especiales y así él pueda tener un mayor ingreso económico.


Comparte