La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

Banderilla y el cómo sí

 

Yamiri Rodríguez Madrid

 

A casi año y medio del inicio de la pandemia del Covid19 en nuestro país, es por demás sabido lo golpeada que está la economía, principalmente de los micro y pequeños empresarios. Algunos han sobrevivido de milagro, aplicando el ingenio y por necesidad, pues los apoyos por parte de las autoridades federales y estatales han sido inexistentes para este sector.

De los pocos ayuntamientos en Veracruz que se han puesto las pilas para sumar a la recuperación económica con responsabilidad, está Banderilla.  Recientemente lanzó una ingeniosa campaña denominada BanderEats. Su presidente municipal, el panista Manuel Rivera González, explicó que, además de esquemas de apoyo al comercio banderillense, se pretende respaldar y preservar a dicho sector con medidas como esta, pues la gastronomía es una de sus fortalezas, por lo que inspirados en la aplicación de UberEats, que le lleva lo que se le antoje comer hasta la puerta de su casa, hicieron su versión local.

Durante 41 días, el Ayuntamiento paga el costo del envío de los negocios locales inscritos en dicho programa tanto en su territorio como en la capital del estado desde el pasado 15 de agosto.    No sólo la autoridad hace promoción de la campaña en sus redes sociales, sino también esos comercios, además de que se han colocado algunos espectaculares en lugares estratégicos como la avenida Lázaro Cárdenas.

Si más ayuntamientos implementaran medidas ingeniosas para que los comercios en su demarcación se mantengan activos, sin arriesgar a la gente a salir o a estar en lugares llenos y sin ventilación, podríamos tener un avance considerable en la recuperación económico.

A veces no se trata de un tema presupuestal, de tener millones de pesos y acceso a espacios de alto rating para promocionar, simplemente es hacer su trabajo. Tristemente, ya en la cuenta regresiva del periodo de los 212 presidentes municipales, muchos están preocupados en que no los vayan a meter a la cárcel sus sucesores; otros en ver si se autoasignan un bono de marcha y pocos, muy muy pocos, siguen trabajando hasta el último día de su mandato.   Ya sabe usted que, si este fin de semana se le antoja una salsa de chicharrón, tiene usted una buena opción con BanderEats. Hay que hacerles el gasto.

@YamiriRodriguez


Comparte