Hora cero

Comparte

Julen ¿adiós a la sucesión?

Luis Alberto Romero

Al senador veracruzano Julen Rementería del Puerto le han llovido críticas por su reunión con los dirigentes del partido español Vox, encabezados por Santiago Abascal.

El pasado 2 de septiembre, tanto el representante del partido español como el coordinador de la bancada del PAN en el Senado difundieron la nota de la firma de la “Carta Madrid”.

“Vamos por la defensa de la democracia, la libertad y la propiedad privada”, apuntó el legislador en su cuenta de Twitter.

La Carta Madrid es un documento que promueve VOX, como un paso previo al Foro Madrid, que busca hacer frente “a la amenaza que supone el crecimiento del comunismo”, indica el comunicado emitido por dicho partido.

El escándalo que provocó ese encuentro entre el senador y Santiago Abascal obedece a que el partido español es considerado no sólo como conservador, sino incluso como de extrema derecha.

No falta quien hable de fascismo y de una tendencia antifeminista, antiaborto y contraria al Islam. Es en síntesis, un partido ubicado en el lado más extremo de la derecha del espectro ideológico político.

Precisamente por ello, algunos legisladores y actores relevantes dentro de la actividad política nacional se apresuraron a criticar la conversación, promovida por Julen Rementería, y en algunos casos a desmarcarse.

Desde la bancada del Partido Revolucionario Institucional, por ejemplo, reprobaron la difusión de un comunicado de Vox, que indica que su dirigente estuvo “con senadores y congresistas tanto del PAN como del PRI”. “Negamos rotundamente la participación de integrantes de nuestro Grupo Parlamentario en dicha reunión con @vox_es…”

Lo mismo ha ocurrido con algunos legisladores de Acción Nacional, que reprobaron ese encuentro.

Este lunes la Comisión Política Nacional del PAN emitió un comunicado en el que aclara que dicha reunión se verificó entre Vox y legisladores que participaron “a título personal”; de igual manera, el blanquiazul se desmarca del partido español.

Lo que el comunicado panista indica básicamente es que Acción Nacional representa valores muy diferentes a las banderas que enarbola Vox.

Como es de suponerse, los más altos mandos del panismo no vieron con buenos ojos la iniciativa de su coordinador en la Cámara Alta y algunos actores importantes comenzaron a deslindarse; Kenia López Rabadán, vicecoordinadora de la bancada, reconoció que fue un error invitar a Santiago Abascal, aunque también apuntó que ese desatino no amerita la destitución del coordinador.

Lo cierto es que el simple hecho de que se hable de esa posibilidad –la destitución– debilita aún más la posición de Julen Rementería, cuya gestión como coordinador es revisada por la dirigencia nacional del partido, instancia que cuenta con facultades para designar a los coordinadores de las cámaras.

Con relación a consecuencias que podría generar ese hecho en el futuro político del ex alcalde del Puerto, basta decir que no sólo está en juego la coordinación de la bancada, sino la carrera rumbo a la gubernatura de Veracruz.

Hasta hoy, Julen Rementería es el único contrapeso que al interior del PAN-Veracruz tiene la familia Yunes Márquez; sin embargo, el desacierto que representó la reunión con Vox podría significar para el senador mucho más que una tunda mediática. @luisromero85


Comparte