Operan redes vecinales de seguridad en el centro de Xalapa

Comparte

Juan David Castilla

Redes vecinales de seguridad operan desde hace más de un año en el Centro Histórico de la ciudad de Xalapa, ante los constantes asaltos y robos a casa habitación.

Tal es el caso de los pobladores del barrio Xallitic, quienes continúan colocando lonas sobre la fachada de casas, a escasos metros de los históricos lavaderos que adornan el sitio.

“Vecino vigilante, ¡unidos contra la delincuencia!, esta calle cuenta con red vecinal de seguridad, cualquier persona sospechosa será reportada ante las autoridades. Prevención tu mejor protección”, se lee en uno de los mensajes.

En la lona también se observa el escudo de la Dirección de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal, corporación que está en constante comunicación con los vecinos en caso de incidencia delictiva.

Esto ocurre en dicho lugar turístico, ubicado a solo cuatro cuadras de la Torre de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Palacio de Gobierno y Palacio Municipal.

Desde septiembre del año pasado, la gente se decía temerosa al salir de casa por los atracos que se han registrado con frecuencia en la zona.

Los vecinos se habían unido para auxiliar a víctimas de un asalto, pues, en ese entonces, había poca comunicación y respuesta oportuna por parte de las autoridades municipales.

El lugar se encuentra entre las calles Doctor Rafael Lucio, Francisco I. Madero, Juan Álvarez, Poeta Jesús Díaz y Benito Juárez.

La lona de gran tamaño cuelga de la protección de ventanas en la segunda planta de una vivienda sobre la calle Xallitic.

Cabe recordar que la Dirección de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal fue creada en cumplimiento a la Ley Organica del Municipio Libre y como parte del Plan de Desarrollo Municipal de Xalapa 2018-2021, durante la administración del actual alcalde Pedro Hipólito Rodíguez Herrero.

Lo anterior, para hacer frente a las problemáticas en materia de seguridad, como robo de vehículos, robo a comercio, robo a transeunte, la violencia de género y la violencia contra la mujer.


Comparte